Compartir
Publicidad

Decenas de empresas estadounidenses están violando su compromiso de privacidad con la UE

Decenas de empresas estadounidenses están violando su compromiso de privacidad con la UE
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El grupo Center for Digital Democracy (CDD), ha presentado una queja ante la FTC (Federal Trade Commission), alegando que un importante número de empresas tecnológicas estadounidenses están violando el compromiso de privacidad adquirido con la Unión Europea. El CDD denuncia hasta 30 empresas, entre ellas Adobe Systems, AOL, DataLogix, Salesforce.com, Marketo y Neustar .

Según el documento presentado por el CDD, las empresas señaladas están recopilando, usando y compartiendo información personal de los consumidores europeos sin su conocimiento ni consentimiento, estableciendo perfiles digitales detallados de los usuarios mediante los datos recabados y el seguimiento de su actividad online, violando así el acuerdo marco establecido entre EE.UU., y la Unión Europea.

Se sospecha, se sabe, pero no se hace nada

La queja del CDD puede parecer una obviedad y más después de conocer las revelaciones de Edward Snowden sobre las prácticas de las agencia de inteligencia norteamericana. Cualquiera que haya seguido las noticias relacionadas con el caso, puede sospechar con poco riesgo de error que las empresas estadounidenses espían a los usuarios; bien por imposición gubernamental amparada en la seguridad nacional, bien porque en la mentalidad de ese país todo vale para obtener beneficios.

Sin embargo, esta queja formal (o denuncia si se quiere) de un organismo americano ante las autoridades de su país, tiene otros matices. Todos sabemos que la realidad va por un lado, y la política y los legisladores por otro. Una cosa es que “se sepa”, y otra que se ponga por escrito y se difunda, porque ahora la Comisión Federal de Comercio va a tener que pronunciarse.

El acuerdo marco entre EE.UU y la UE

La Directiva de la Comisión Europea sobre protección de datos entró en vigor en octubre de 1998, prohibiendo la transferencia de datos personales a países no pertenecientes a la UE, que no cumplan con los estándares europeos de protección de privacidad.

Dado que la legislación estadounidense es más permisiva en esta materia que la europea, la Comisión Federal de Comercio norteamericana, tras consulta con la Comisión Europea, elaboró un acuerdo marco, que entró en vigor en el año 2000, y creó un sitio web para que las empresas norteamericanas pudieran consultar los puntos del acuerdo y unirse de forma voluntaria al mismo. Las empresas adheridas al acuerdo, mediante esta auto-certificación, están ofreciendo así confianza a las autoridades europeas.

Consecuencias de la denuncia

Lo que está denunciando el Centro para la Democracia Digital es que las empresas que voluntariamente se han comprometido, por escrito, a respetar las normas de privacidad europeas, no están respetando el pacto.

Es más, están haciendo todo lo contrario, combinando los datos que tienen con tecnologías de rastreo, seguimiento de móviles, y otras fuentes, para recopilar direcciones, obtener un historial de compras e ingresos, y hasta la estructura familiar del usuario europeo, según una investigación del propio CDD.

Estas compañías, en definitiva, están mintiendo a las autoridades de su país y a las autoridades y ciudadanos europeos. El documento del CDD también está poniendo en evidencia pública a la FTC, que debería haber sido el garante de que tal acuerdo se cumpla.

El CDD solicita, además, que se suspenda el acuerdo marco hasta que la FTC realice una investigación sobre el asunto. La piedra está ahora en el tejado de la FTC, aunque también ha caído alguna sobre la Comisión Europea, que ante tal evidencia va a tener que reaccionar de alguna manera.

Imagen | John Taylor
Vía | ZDNet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio