Publicidad

Una demanda millonaria contra PornHub de 40 víctimas de explotación sexual pone en duda ahora también su 'contenido verificado'

Una demanda millonaria contra PornHub de 40 víctimas de explotación sexual pone en duda ahora también su 'contenido verificado'
6 comentarios

El culebrón en torno a PornHub no cesa: después de que la prensa estadounidense destapara casos de corrupción de menores detrás de numerosos vídeos de la plataforma pornográfica más popular del mundo, ésta anunció hace tres días el borrado de aproximadamente 10 millones de vídeos, todo el 'contenido no verificado' que albergaba la plataforma.

Anunciaron entonces que, a partir de ese momento, sólo albergarían contenidos fiables proporcionados por sus 'partners de contenidos', y jugaron la baza de estar siendo perseguidos por las mismas fuerzas conservadoras que antes habían "demonizado a Playboy, la educación sexual o los derechos LGTBQ".

Sin embargo, este movimiento no ha satisfecho a los gigantes de los pagos online como Visa y Mastercard, que hasta ahora ofrecían sus pasarelas de pago como medio de abonar las cuentas 'premium' de Pornhub. Así, decidieron cesar el servicio, y el portal depende ahora mismo de las criptodivisas como medio de pago.

La trama de Girls Do Porn salpica también al imperio pornográfico de MindGeek

Y ahora, surge una nueva razón para desconfiar de la fiabilidad de los 'partners de contenidos' de PornHub, después de que 40 víctimas de una red de explotación sexual hayan demandado por 40 millones de dólares (un millón por víctima) a MindGeek, la empresa propietaria del portal, por albergar vídeos generados por una red de explotación sexual.

El sitio web de 'Girls Do Porn' fue cerrado en 2019 por el FBI después de que un tribunal dictaminara que sus propietarios eran culpables de haber obligado a mujeres a mantener relaciones sexuales ante una cámara, así como de haber mentido sobre el destino que tendrían las grabaciones.

La demanda argumenta que el recurso a la coacción y la estafa por parte de Girls Do Porn eran un secreto a voces en la industria pornográfica desde poco después de su creación y que, aunque MindGeek no lo hubiera sabido entonces, sí lo hizo a partir de 2016, cuando las ahora demandantes empezaron a ponerse en contacto con la compañía para que retirasen los vídeos.

"A pesar de este conocimiento, MindGeek siguió asociándose con Girls Do Porn, sin molestarse en investigar a su socio comercial pese a las evidencias de [la acusación de] tráfico sexual que recibió".

La demanda adjunta también esas comunicaciones de las víctimas que cayeron en saco roto para la compañía, en las que éstas argumentan que los distribuidores les aseguraron que los vídeos llegarían exclusivamente a "espectadores privados" o a "DVDs en el extranjero". Alguna, incluso, amenazó con suicidarse si PornHub no retiraba pronto los vídeos.

Pero 'Girls Do Porn' no era un mero sitio web que publicaba en PornHub: era un 'partner de contenido' que mantenía con el portal un acuerdo contractual que estuvo vigente entre 2011 y el año de su desarticulación a manos del FBI.

De hecho, en algún momento, 'Girls Do Porn' llegó a ser descrito por PornHub como "contenido de primera categoría". En cualquier caso, el portal se negó a retirar los vídeos incluso cuando el caso saltó a la prensa de 2019 y, según la demanda, a fecha de 12 de diciembre de este año, aún albergaba vídeos de las demandantes.

El problema es que las presuntas malas prácticas de MindGeek podrían no verse limitadas a lo que sabemos sobre PornHub, pues se trata de uno de los grandes imperios del 'porno' en Internet, propietario también de otros sitios muy populares como XVideos, YouPorn o RedTube, que albergan a su vez millones de vídeos e imágenes.

Vía | BusinessInsider

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio