Publicidad

La Guardia Civil quiere probar el reconocimiento facial y otras tecnologías de vigilancia en eventos multitudinarios
Actualidad

La Guardia Civil quiere probar el reconocimiento facial y otras tecnologías de vigilancia en eventos multitudinarios

Publicidad

Publicidad

La Guardia Civil se ha propuesto incrementar la seguridad en el medio rural y para conseguirlo su objetivo es aliarse con la tecnología. Más concretamente, con sistemas de última generación como los de reconocimiento facial o detección de objetos con procesamiento de datos y generación de alertas inmediata.

Es lo que se desprende del convenio suscrito entre el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, E.P.E., y la Dirección General de la Guardia Civil dependiente del Ministerio del Interior relativo a la contratación precomercial de servicios de I+D en materia de seguridad en el medio rural.

La inteligencia artificial, usada por la Guardia Civil, sería un buen método para corregir las carencias de seguridad ciudadana en el mundo real según se argumenta

La resolución, publicada en el BOE y avanzada por Vozpópuli, argumenta que en las zonas rurales existen grandes carencias de servicios esenciales como la seguridad ciudada y que la inteligencia artificial, usada por la Benemérita, sería un buen método para corregir dicha situación en diferentes escenarios específicos de actuación. "Cada uno de los escenarios indicados anteriormente cuenta con un reto tecnológico específico que la industria deberá acometer mediante soluciones innovadoras", explica el texto.

Controlando los eventos multitudinarios empezando, por ejemplo, con el Viña Rock

Viña Rock

El acuerdo suscrito plantea la creación de diferentes soluciones para satisfacer las necesidades en materia de seguridad pública en el medio rural y en escenarios como el de los eventos multitudinarios. En ellos, la Guardia Civil debería ser capaz de identificar personas con asuntos pendientes con la justicia en los puntos de control de acceso al evento y localizar objetos de valor sustraídos.

Para el primer caso, la solución que busca el cuerpo armado debería estar formada por un sistema de reconocimiento de matrículas, un sistema de detección de teléfonos móviles, así como un sistema de reconocimiento de personas. "Por ejemplo, sistema de reconocimiento facial", señala el texto.

"Su propósito es proporcionar a los agentes que controlan los accesos al evento alertas para detener a personas con asuntos pendientes con la justicia".

La Guardia Civil pretende probar los sistemas de control de eventos multitudinarios, que deberán incluir un sistema de reconocimiento de personas, "en un evento multitudinario real" que se celebrará en la provincia de Albacete

Con estas soluciones tecnológicas en el poder de la Guardia Civil, agentes del cuerpo validarán su uso durante el desarrollo de sus actividades y, en especial, en el caso del sistema de control de celebraciones populares con sistema de reconocimiento de personas, lo harán "en un evento multitudinario real que se celebrará en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, en particular en la provincia de Albacete".

Y ponen como ejemplo el festival Viña Rock, que se celebra anualmente en la localidad de Villarrobledo. La pasada edición registró 240.000 asistentes.

La noticia llega en un momento en la que el uso de sistemas de reconocimiento facial por parte de fuerzas y cuerpos de seguridad está en entredicho en el plano internacional

El sistema de reconocimiento de personas que describe el convenio debería contar con una base de datos de aquellas personas con asuntos pendientes con la justicia que la Benemérita pretendiese encontrar en este tipo de celebraciones. Debería ser capaz de analizar los rostros de las personas que acceder a través de los controles, compararlos con dicha base de datos y lanzar alertas en cuanto detectase un positivo.

Esta noticia llega en una época en la que el uso de sistemas de reconocimiento facial por parte de fuerzas y cuerpos de seguridad está en entredicho. Si en el pasado se cuestionó su fiabilidad en países de nuestro entorno, más recientemente grandes tecnológicas, como Microsoft y Amazon, han pausado su colaboración en estos ámbitos con fuerzas policiales. IBM, incluso, ha dejado el negocio porque, dicen, "la tecnología no debe promover la discriminación o la injusticia racial".

En España, en las últimas semanas, la iniciativa para el uso de estas tecnologías por parte de un gigante de la distribución de alimentación como Mercadona también ha suscitado numerosas dudas y la apertura de una investigación por parte de la Agencia Española de Protección de Datos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios