Compartir
Publicidad

Meme Factory, un mercado descentralizado de memes basado en los contratos inteligentes de Ethereum

Meme Factory, un mercado descentralizado de memes basado en los contratos inteligentes de Ethereum
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fundamentado en la red district0x, una red de mercados y comunidades descentralizadas construidos sobre un marco de trabajo estándar de código abierto compuesto por contratos inteligentes Ethereum y bibliotecas frontales, llamadas d0xINFRA, Meme Factory es un proyecto sumamente interesante.

Esta plataforma fue lanzada a principio de 2019 por el equipo de district0x como el tercer distrito de la red de district0x centrada en memes. ¿Y cuál es la gracia, teniendo en cuenta que los memes circulan normalmente libremente por la web? Pues que Meme Factory tiene por objetivo crearlos, emitirlos e intercambiarlos como si de objetos coleccionables del mundo real se tratase.

Igual que se coleccionan sellos, monedas, cromos u otros objetos , en Meme Factory se coleccionan memes presentes en la cadena de bloques de Ethereum usando tokens

Del mismo modo que se colecionan sellos, monedas, cromos o cualquier otra cosa, en Meme Factory se coleccionan elementos digitales de cierta rareza, concretamente memes, presentes en la cadena de bloques de Ethereum.

Memes hechos cromos

En Meme Factory los usuarios envían memes originales a una lista de ejecución de la comunidad, generalmente conocida como un registro curado por fichas, o TCR, que se conoce como Dank Registry.

Quienes están en posesión de tokens DANK son los que deciden qué memes se añaden o no al registro a través de un juego de votación económicamente incentivado. Los aprueban o desestiman en función de sus gustos.

Como si de cromos de futbolistas se tratase, pueden comerciar libremente con los memes y revenderlos

"Aunque DANK es un estándar de fichas ERC20 y por lo tanto intercambiable, los propios memes reales son el estándar ERC721, más comúnmente conocido como tokens no fungibles (NFTs). Esto permite una identificación única, propiedad y rareza demostrable para cada meme creado en la plataforma Meme Factory", según explica la plataforma.

Una vez aprobados, los memes son lanzados en una especie de subasta abierta con determinadas existencias. Una vez que el suministro inicial de cualquier meme se ha agotado, no se crearán más, con lo que se asegura su exclusividad. Los coleccionistas, como si de cromos de futbolistas se tratase, pueden comerciar libremente con los memes y revenderlos gracias a la cadena de bloques, tanto dentro de Meme Factory como fuera a través del sistema de contratos inteligentes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio