Musk se planteaba crear una red social abierta antes de comprar Twitter. Su fundador ya tiene un plan para competir aquí

Musk se planteaba crear una red social abierta antes de comprar Twitter. Su fundador ya tiene un plan para competir aquí
2 comentarios

Bluesky, la rama de código abierto de Twitter ya escindido de esta plataforma, ha publicado el código inicial de un protocolo de su red social descentralizado. El sistema se denomina Authenticated Data Experiment (o ADX) y está disponible en GitHub para que los desarrolladores lo prueben. De todos modos, Bluesky subraya que está incompleto.

Aunque BlueSky nació en el seno de Twitter hace unos años, cuando se completó la compra por parte de Musk, los líderes de BlueSky recordaron públicamente que rabajaban de forma independiente de la plataforma del pájaro azul.

No se había hablado mucho de esta escisión hasta que el magnate de Tesla compró la plataforma. Los dueños de BlueSky son los miembros del equipo sin ningún tipo de control o acción por parte de Twitter. Jack Dorsey sí es parte del board o junta directiva.

Ahí, los responsables de BlueSky aprovecharon para decir que "teniendo en cuenta el interés en el futuro de Twitter, hemos creído que es un buen momento de clarificar la relación" entre ambas unidades. Y que BlueSky es "independiente" de quien fue su creadora. Una de las ideas bajo esta decisión es tener libertad para poder hacer lo que quieran sin sentirse en la obligación de generar dinero para los accionistas.

El CEO de Bluesky, Jay Graber, afirma que ADX será el inicio de un proceso de desarrollo semipúblico. "Vamos a tomar un camino intermedio de liberar el trabajo antes de que esté completo", ha dicho Graber. El repositorio de GitHub incluye una descripción general de los objetivos y el diseño de ADX, así como algunos códigos experimentales.

Un vistazo a…
CÓMO DESCARGAR VÍDEOS de Instagram, Facebook, Twitter o TikTok en tu MÓVIL

Twitter vs BlueSky y el código abierto

twitter

Hay que recordar que a finales de marzo Elon Musk se planteaba crear una red social de código abierto alegando que Twitter no respeta la libertad de expresión. Lo que hizo después fue comprar acciones de Twitter en secreto para, tras varios días de polémicas y negociaciones, acabar haciéndose con la plataforma por 44.000 millones de dólares. Musk ha hablado de cambios que plantea para ganar más dinero. Sobre su planteamiento inicial ha dicho que

"También quiero hacer que Twitter sea mejor que nunca mejorando el producto con nuevas características, haciendo que los algoritmos sean de código abierto para aumentar la confianza".

Cabe decir que el distanciamiento de BlueSky con Twitter no es de ahora. Han pasado cuatro meses desde que la empresa Bluesky consiguió financiación para empezar a contratar a un equipo de trabajo. En 2019 Jack Dorsey, fundador de Twitter había anunciado cambios en la tecnología fundamental de Twitter, BlueSky, diciendo que iba a ser "un estándar abierto y descentralizado para los medios sociales".

Un ecosistema de redes sociales saludable

Esta semana, explican desde BlueSky, se publica el código de un servidor experimental de datos personales y un cliente de línea de comandos. "También compartimos una visión general de alto nivel de la arquitectura de la red basada en una descripción técnica de lo que es el repositorio de datos y cómo funciona" e invita a la gente a ser libre de jugar, pero pide que no usen esto para "construir la próxima gran aplicación social" todavía porque faltan cosas.

Junto con el código, se da una visión general de la arquitectura para mostrar la idea del objetivo que BlueSky persigue. La analogía de esta demo es "git. Es decir, BlueSky no tiene un producto acabado ni un protocolo totalmente especificado, pero han estado reuniendo componentes con los que quieren permitir "un ecosistema de medios sociales con un equilibrio de poder más saludable".

Los arrepentimientos de Dorsey

dorsey

Hace apenas un mes, el fundador de Twitter, Jack Dorsey, dijo que se arrepiente de haber participado en la creación de una Internet centralizada por unos pocos actores (como los gigantes de las redes sociales o de servicios que usamos a diario como videollamadas o servicios de mail, por poner algunos ejemplos).

En lo que parece el día de los arrepentimientos de los directivos de las redes sociales, hoy mismo Neeraj Arora, que en el año 2014 era Chief Business Officer de WhatsApp y que ayudó en la negociación para vender la aplicación de mensajería instantánea a Facebook por 22.000 millones de dólares (fueron finalmente 3.000 millones más de lo anunciado al principio), acaba de decir que se arrepiente de ello.

Temas
Inicio