Elon Musk quiere que Twitter gane más dinero. Para ello está planteando cobrar por funciones que antes eran gratis, según Reuters

Elon Musk quiere que Twitter gane más dinero. Para ello está planteando cobrar por funciones que antes eran gratis, según Reuters
5 Comentarios

Han sido unos días bastante ajetreados para la comunidad de Twitter. La compra de la plataforma por parte de Elon Musk sigue suscitando muchas dudas entre los usuarios, sobre todo tras el audio filtrado de varios de los altos cargos de Twitter y alguna de las ideas que plantea cuando se efectúe el cambio de reino. Ahora, gracias al medio Reuters, hemos podido saber cómo habría convencido Musk a los bancos para concederle el préstamo.

Según fuentes cercanas a este proceso, una de las ideas de Musk ha sido la de buscar nuevas formas de monetización, entre ellas la de cobrar un porcentaje por cada tweet citado o embebido de páginas de terceros, organizaciones o cuentas verificadas.

Reducir costes a través del salario de los altos cargos y el cobro por cada citado y embebido

Convencer a los bancos para que le concediesen el préstamo fue vital para que la junta directiva de Twitter aceptara la última oferta de compra, según afirma Reuters. Musk debía garantizar a los bancos que Twitter generaba suficientes ingresos como para saldar la deuda que tuviera con ellos. Esta deuda ascendería a 13.000 millones de dólares en préstamos, junto a otros 12.500 millones en la venta de sus propias acciones de Tesla. El resto hasta llegar a la cifra de 44.000 millones lo pondría de su bolsillo.

Al momento de reunirse con los bancos, las fuentes apuntan a que Musk convencía con lo que parecía su propia visión de Twitter, más que como un compromiso hacia estos. En la reunión parece que también habló sobre la reducción de costes a través de varias ideas que pudo proponer.

Una de estas ideas consistía en reducir costes a través del salario de los altos ejecutivos de la compañía de forma agresiva, algo que según él podría resultar en unos ahorros de tres millones de dólares. Sin embargo, quizás la más preocupante fue la que comentó acerca de sus nuevas formas de monetización.

Musk planteó cobrar por cada tweet citado o embebido de páginas de terceros, organizaciones o cuentas verificadas de individuales. En la actualidad, el embebido es esencial para multitud de medios, ya que permiten contrastar la información que se cuenta y acompañarla con las declaraciones originales a través del tweet. El hecho de que se empiece a cobrar por ello podría poner en riesgo la libertad de expresión, algo que contrasta con la visión que compartía Musk en un principio.

El préstamo de 13.000 millones de dólares equivale a siete veces los ingresos esperados por Twitter en 2022 quitando impuestos, intereses y amortización

De manera adicional a ello, cabe mencionar que Elon Musk eliminó una serie de tweets en relación a las ideas que le propuso a Twitter antes de la compra. Una de ellas fue reducir el coste de la suscripción a Twitter Blue, la cual se encuentra actualmente a 2,99 dólares mensuales. Limitar la publicidad y que Twitter dependa menos de ella estaba entre otros tweets que eliminó, junto a otro que hablaba sobre la posibilidad de pagar en la criptomoneda Dogecoin.

Las fuentes indican también que Musk habría escogido otro director ejecutivo para Twitter, pero la identidad del mismo permanece aún en secreto.

El préstamo de 13.000 millones de dólares equivale a siete veces los ingresos esperados por Twitter en 2022 quitando impuestos, intereses y amortización. Esto suponía un riesgo para algunos bancos. De hecho, algunos de ellos se negaron a participar en este préstamo debido a la "imprevisibilidad" de Musk y a la posible fuga de cerebros de la plataforma que conllevaría a hacer daño a este negocio, según las fuentes indicadas por Reuters.

Elon Musk debe aún ofrecer más información sobre las acciones que llevará a cabo con Twitter, ya que promocionarse con el botón para editar tweets no va a ser suficiente.

Temas
Inicio
Inicio