La policía pudo leer en directo planes de asesinato gracias al hackeo de una app de mensajería 'segura' usada por mafias europeas

La policía pudo leer en directo planes de asesinato gracias al hackeo de una app de mensajería 'segura' usada por mafias europeas
2 comentarios

El pasado verano te contamos cómo la élite criminal de Oceanía estuvo usando tres años una app de 'mensajería segura', AN0M… que había sido secretamente desarrollada y administrada por la policía, lo cual se tradujo en la detención de 250 miembros de mafias. La historia de hoy —desvelada por el Wall Street Journal— es similar, aunque en ese caso la policía 'sólo' intervino una aplicación desarrollada por un tercero.

Todo comenzó cuando la compañía canadiense Sky Global empezó a **lanzar al mercado teléfonos Android, iPhone y BlackBerry modificados para ser "impenetrables"******: formateables a distancia, equipados con un avanzado software de encriptación, con mensajes que se eliminaban tras 48 horas si no se podía acceder al contacto, y con elementos sensibles de hardware (GPS, cámaras, micrófonos, etc.) desactivados.

Rápidamente, Sky se hizo con una base de usuarios que se contaban por decenas de miles, pese al precio de los terminales: según la compañía, su público objetivo eran profesionales preocupados por la confidencialidad de los datos, como médicos, famosos y contratistas gubernamentales.

Pero, según descubrió rápidamente la policía belga, hasta una cuarta parte de esos usuarios se encontraban en Holanda y Bélgica, y en su mayor parte estaban vinculados al mundo criminal: ambos países están entre las principales puertas de entrada de la cocaína a Europa, y las autoridades llevaban tiempo detectando teléfonos de detenidos a cuya información, extrañamente, no podían acceder.

De modo que la policía belga se propuso rastrear un servidor de Sky hasta localizarlo en el norte de Francia y trabajaron junto a los franceses para poder obtener acceso a la aplicación. Al principio, solo podían algunos datos, como los 'nicks' de los usuarios y los nombres de los chats grupales, pero no los mensajes.

Luego, un equipo internacional de hackers identificó un método que permitía descifrar en torno a la mitad de los tres millones de mensajes diarios que movía la red de Sky. En palabras del ministro de Justicia belga, Vincent Van Quickenborne, "ése fue el Santo Grial".

Sky Global afirmó que su plataforma era "impenetrable" y ofreció $ 5 millones a cualquiera que fuera capaz de piratearla

Discusiones sobre asesinatos en directo

Rápidamente las crónicas de los bajos fondos de los Países Bajos (pero con muchas ramificaciones allende sus fronteras) se presentaron ante los ojos de los investigadores: cada vez que los criminales mandaban un mensaje utilizando la mensajería de Sky ECC, éste podía aparecer duplicado en las pantallas de la policía, si en ellos aparecían ciertas palabras clave o uno de los interlocutores era 'persona de interés' para los agentes.

¡Y qué mensajes aparecieron! Sicarios serbios debatiendo planes para matar a un juez, instrucciones para romper piernas a las esposas de otros criminales, pruebas de cumplimiento de encargos de torturas, fotos de paquetes de cocaína, de fajos de billetes o de cabezas cortadas… o todo tipo de planes de asesinatos debatidos en riguroso directo gracias a la sensación de impunidad que otorgaba el hecho de que Sky Global hubiera presentado sus dispositivos como inexpugnables.

Cuando disponían de información suficiente para abortar dichos planes —explican las autoridades belgas— siempre optaron por hacerlo incluso si eso ponía en peligro la intervención de la red. En algunos casos, lo hicieron poniéndose en contacto con cuerpos policiales de otros continentes

En otros casos, en los que las operaciones se desarrollaron en suelo europeo, fue posible suministrar a los agentes sobre el terreno información en directo de las comunicaciones de los sospechosos gracias al uso de IA.

Finalmente, el 9 de marzo, 1.600 policías belgas llevaron a cabo más de 200 registros en todo el país, deteniendo a 48 sospechosos. A raíz de eso, se terminaron identificando casi 2.500 sospechosos más y deteniendo a cientos de ellos, desde presuntos gángsters hasta funcionarios corruptos y empleados de compañías de seguridad.

Poco después, un gran jurado federal en EE.UU. aprobó acusar al CEO de Sky Global por cargos de extorsión y tráfico de drogas, con la base de que los teléfonos encriptados habían facilitado la distribución de drogas.

Temas
Inicio