Publicidad

La UE prohibirá prácticas desleales en comercio electrónico: Google, Amazon, Apple o eBay en el punto de mira

La UE prohibirá prácticas desleales en comercio electrónico: Google, Amazon, Apple o eBay en el punto de mira
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Tras los casos de la multa a Google por Google Shopping, de 2017, y la investigación de la Comisión Europea en curso sobre las prácticas de Amazon con los datos de otros vendedores, los principales actores y trílogo (Comisión, Consejo y Parlamento) han alcanzado un acuerdo con el Reglamento sobre el fomento de la equidad y la transparencia para las empresas que utilizan servicios de intermediación en línea, cuyo proceso legislativo comenzó en 2018. Así, es probable que su aprobación final llegue próximamente, tras lo cual se aplicará en un plazo de 12 meses.

Afectará a grandes plataformas de comercio electrónico y de intermediación (por ejemplo, motores de búsqueda), y pretende "crear un entorno empresarial equitativo, transparente y previsible para las empresas y los comerciantes que utilicen las plataformas en línea". El asunto es especialmente preocupante para Bruselas, pues estima que un 60% del consumo privado y un 30% del consumo público de bienes y servicios relacionados con la economía digital total se gestionan a través de intermediarios en línea.

Por ello, las prácticas de Google, con Google Play, Search y Shopping, Apple con la App Store, Microsoft con su Store, Amazon Marketplace, eBay y Fnac, están especialmente en el punto de mira del nuevo Reglamento. Otros como Yahoo!, Bing, Facebook, Instagram y SkyScanner también son objetivo claro de la nueva regulación.

Más transparencia por parte de plataformas y derechos para los vendedores

Aamazon

La Unión Europea busca que los comerciantes que venden online en plataformas de terceros, u hoteles o desarrolladores de aplicaciones que publican sus ofertas y productos en servicios ajenos, puedan beneficiarse de un entorno más transparente y previsible. En definitiva, poder competir con las empresas que controlan las plataformas de forma más justa, pues su poder es ínfimo en comparación.

Por ello, a partir de la entrada en vigor de la nueva norma, se establecerá una clasificación transparente, según la cual Amazon y otros deberán especificar de forma clara qué parámetros determinan la clasificación y orden de aparición de los productos y servicios comercializados, incluyendo una explicación sobre el comportamiento que realizan con sus propios productos. Así, los vendedores podrán optimizar su presencia.

Los vendedores que sufren prácticas abusivas por parte de plataformas de comercialización por fin tendrán una regulación clara a la que acogerse para optimizar su negocio y reclamar en caso de fraude

En segundo lugar, plataformas como Amazon, que no sólo proporcionan el mercado, sino que actúan como vendedores, deberán divulgar obligatoriamente información sobre prácticas comerciales que les puedan otorgar ventaja de sus productos frente a otros. Unido a eso, tendrán que revelar qué datos recopilan y cómo los usan (en especial, cómo los comparten con otros socios comerciales).

Ahora las cuentas de vendedores no podrán suspenderse de forma repentina y sin justificación. Estos podrán presentar recursos a las plataformas, que deberán reincorporarlos en caso de que la suspensión se tratara de un error. Además, los cambios de funcionamiento que se introduzcan, deberán ser comunicados de forma clara y comprensible, como los términos y condiciones, con una obligatoriedad de avisar 15 días antes de que se produzcan.

Los vendedores contarán con más protección legal en la resolución de litigios

Buscando reducir el bloqueo que sufren los vendedores a la hora de recurrir o resolver reclamaciones, desde Bruselas se establecerá que todas las plataformas dispongan de un sistema interno de tramitación de denuncias para ayudarles. Eso sí, estarán exentas plataformas pequeñas, fuera de los grandes gigantes de Internet.

Además, se crea la figura del mediador interno de las plataformas, que será ofrecido a los vendedores para resolver cuestiones antes de tener que recurrir a los tribunales. En caso de que las normas no se cumplan, "las asociaciones empresariales podrán llevar a las plataformas ante los tribunales", pudiendo nombrar los Estados miembros "autoridades públicas con poderes coercitivos, si lo desean".

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir