Compartir
Publicidad

Un "maestro" del Revenge Porn, condenado a 18 años de cárcel

Un "maestro" del Revenge Porn, condenado a 18 años de cárcel
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es probable que os acordéis del fenómeno llamado Revenge Porn, que os explicamos el año pasado y que se puede resumir en personas que publican fotografías íntimas en las que tú eres el protagonismo. Sin permiso, claro. Pues resulta que el administrador de una de las webs que se alimentan de este contenido ha sido condenado a 18 años de cárcel.

Dicho condenado se llama Kevin Bollaert, y era el responsable de la web UGotPosted. En ella, Kevin publicaba fotografías y vídeos comprometedores mientras que desde otro sitio web extorsionaba a sus víctimas para que pagasen cantidades de hasta 350 dólares a cambio de retirar esos vídeos.

Kevin también tenía armas de forma ilícita, para venderlas más tarde sacando beneficio de ello

Es la condena más dura que ha habido con este tipo de extorsionadores: la condena empezará a cumplirse de inmediato y además Kevin tiene que pagar 10.000 dólares en concepto de restitución a las víctimas. The Daily Dot informa que también se le han descubierto compras irregulares de armas, que planeaba vender más tarde con la esperanza que una regulación más dura las subiera de precio.

En Xataka ya nos anticipamos a una sentencia así, informando de que las condenas podrían llegar hasta los 20 años en los Estados Unidos mientras que en España se reduce a los 3-5 años.

Queda como anécdota también la irónica petición de otro personaje similar, Craig Brittain, quien pedía que se eliminasen sus perfiles online después de extorsionar a víctimas del Revenge Porn de la misma forma con la que hacía Kevin. Para su desgracia, algo como el derecho al olvido no está presente en los Estados Unidos.

Cuidado con el "Facebook Rape"

El Revenge Porn no es algo que se pueda extender tan rápidamente por las webs que administran esos extorsionadores, pero sí que poco a poco se vuelve un asunto serio en Facebook a medida que algunos aprovechan las sesiones abiertas de víctimas para publicar mensajes sexuales o con contenido muy violento. Es el fenómeno llamado Facebook Rape o frape.

En Irlanda, por ejemplo, hacer esto ya le costó 2.000 euros de multa a una persona (y podría haber sido hasta cinco veces mayor e incluir una temporada en la cárcel). Moraleja: lo de gastar bromas pesadas en las cuentas de las redes sociales de tus amigos puede no ser tan gracioso como se cree en un principio.

Imagen | Martin Alleus
En Genbeta | Revenge Porn y el peso de la ley

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos