Publicidad

Vox afirma que recurrirá a la Justicia para recuperar su cuenta en Twitter, congelada desde hace una semana

Vox afirma que recurrirá a la Justicia para recuperar su cuenta en Twitter, congelada desde hace una semana
54 comentarios

El pasado jueves 23 nos hacíamos eco de la protesta del diputado y vicesecretario de Comunicación del partido VOX, Manuel Mariscal, contra Twitter a raíz del bloqueo de la cuenta de dicho partido en la red social. En ese momento, el perfil de VOX llevaba más de 24 horas visible pero sin capacidad de escribir ningún nuevo tuit hasta que el partido conservador no accediera a borrar uno publicado el día 18 de enero con críticas al PSOE, que los responsables de Twitter consideraban que incumplía las políticas de la red social.

Twitter Polemico Tuit original que desencadenó la polémica.

Ahora, cuando se cumple una semana de la protesta de Mariscal sin ningún cambio en la situación (VOX se ha negado a borrar el tuit), el diputado ha vuelto a salir a la palestra a través de su cuenta personal en Twitter para anunciar la decisión de su partido de acudir a la Justicia para recuperar su cuenta de Twitter así como de "dar la batalla en el Congreso", al considerar que "se están vulnerando sus derechos a la participación política y a la libertad de expresión", además de apreciar "una clara discriminación ideológica".

Los argumentos de VOX

¿En qué se basará la denuncia de VOX? "Twitter se ampara en que son sus normas, pero es que aquí en España un derecho fundamental no se puede vulnerar: yo no puedo firmar un contrato donde cedo mi libertad", explicaba Mariscal recientemente en Intereconomía TV. El otro argumento enarbolado por VOX será que acusarles de incitar al odio en falso "daña la imagen del partido".

Para el diputado toledano, es inadmisible que "desde San Francisco" se intente cambiar la posición política de un partido español.

VOX sostiene que la referencia a la pederastia estaba relacionada con el polémico programa de educación sexual Skolae del gobierno regional navarro (liderado por el PSOE) pero en las redes los críticos de VOX están dando por sentado que el colectivo afectado sería el LGTBI, a raíz de un artículo publicado por eldiario.es. Cabe señalar que el comunicado original de Twitter no precisaba cuál era el colectivo al que se suponía que se dirigía el tuit.

El propio líder del partido, Santiago Abascal, ha tuiteado hace unos minutos una copia del burofax que el partido ha dirigido a Twitter España en el que se afirma que la postura adoptada por la empresa, además de "contradictoria" (según VOX, el propio día 18 la red les notificó que no había encontrado incumplimiento alguno en el tuit de la polémica), resulta "arbitraria" por lo que requiere que de forma urgente e inmediata" desbloqueen la cuenta de VOX.

Un debate sobre la (im)parcialidad política que va mucho más allá de un único tuit

"Somos una compañía imparcial y no participamos en prejuicios o sesgo político de ningún tipo", aseguraba el comunicado que Twitter nos remitió el pasado día 22. Políticos y ciberactivistas de VOX han difundido en estos días ejemplos de tuits de líderes y partidos políticos vinculados al actual gobierno que, a su entender, violarían igualmente las políticas de Twitter y siguen siendo perfectamente accesibles.

En cualquier caso, para Mariscal todo lo ocurrido va mucho más allá de un tuit en concreto, y afecta a muchos más allá de su propio partido:

"No solo por el caso de VOX, también para defender a los cientos de españoles que sufren el cierre de sus cuentas por cuestionar el consenso progre. En España están pasando cosas muy graves, entre ellas que con la excusa de la 'incitación al odio' se está introduciendo la censura preventiva en las redes sociales".

El abogado español Borja Adsuara afirmaba, hace unos días y en referencia a esta polémica, que "Twitter tiene unas normas muy ambiguas que le permiten un cierto grado de arbitrariedad. ¿Qué es eso de una 'conversación saludable'? El único límite debe de ser la ley".

Antes, en un debate en Twitter, el mismo día en que explotó la polémica, Adsuara se mostraba contrario a que Twitter decidiera qué es delito y qué no antes de que se pronunciara un juez, así como a la postura de "yo te censuro y tú ya, si eso, recurres a los Tribunales".

"¿Es mucho mejor que sea una empresa privada la que determine lo que es un 'discurso' o un 'incidente' de odio, que no llega a delito. Y que pueda borrar un 'contenido inadecuado', aunque sea legal?"

Desde Genbeta nos hemos puesto en contacto con Twitter para conocer su postura ante los últimos acontecimientos. La compañía nos ha contactado informándonos de que mantiene la posición que ha expresado anteriormente.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios