Compartir
Publicidad

Yahoo! y el uso de la demanda legal como modelo de negocio

Yahoo! y el uso de la demanda legal como modelo de negocio
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La noticia ha sacudido Internet y en estos momentos es uno de los temas de conversación más candentes del sector tecnológico. En un ataque a gran escala que podría sentar terribles precedentes, Yahoo! ha demandado a Facebook por una serie de infracciones de patentes que, cuanto menos, generan dudas a nivel ético.

Ya sabemos que el nuevo director ejecutivo del antiguo gigante de internet, Scott Thompson, viene dispuesto a hacer lo que haga falta por levantar a una compañía que no ha sido capaz de adaptarse a los tiempos que corren. Yahoo! no ha desaparecido ni mucho menos del panorama online, pero su posición a la vanguardia suena ya a algo prehistórico en una industria que avanza a tal velocidad.

Tened claro que este movimiento está perfectamente calculado, pues llega semanas después de la salida a bolsa de Facebook y deja a la compañía en un estado de incertidumbre que le perjudica inevitablemente ante sus inversores. Por supuesto, la red social más popular del mercado no va a detener sus actividades por algo así, pero el incordio que supondrá para sus responsables legales no será pequeño. ¿Y todo esto por qué?

El escudo convertido en misil

Scott Thompson

Andy Baio, creador de Upcoming.org, ofrece una visión crucial del asunto en una columna redactada para Wired. En el año 2005, Yahoo! compró su proyecto en medio de una fiebre adquisitiva que incluyó a servicios como Del.icio.us y Webjay; como parte del proceso invitó a todos los empleados a que patentaran sus ideas como un medio de defensa para protegerse del futuro ataque de los llamados trolls de patentes.

Ante las presiones de su nuevos jefes y pensando que actuaba por un fin apropiado, Baio registró para Yahoo! una serie de patentes relacionadas con el producto que había creado antes de la compra de su empresa. Años después, ha descubierto con consternación que algunas de sus patentes han sido empleadas en la causa contra Facebook, convirtiendo lo que debía ser un escudo protector en un misil directo a la competencia. Un movimiento digno del más retorcido troll de patentes que, en teoría, ellos pretendían evitar.

Lo más lógico es pensar que Yahoo! busca un acuerdo con la red social de Mark Zuckerberg, para venderles las polémicas patentes por una buena cantidad de millones y conseguir así una fuerte inyección económica. Pero ésta no le va a salir gratis, claro, pues como muy bien apunta Paul Graham, la imagen de la compañía va a quedar irremediablemente diezmada ante el sector tecnológico a partir de ahora. Tras esto, ¿qué ingeniero de nivel querrá trabajar en una empresa semejante?

El pantanoso terreno de las patentes de software

Patente Yahoo

Volviendo a las palabras de Baio, que se declara avergonzado por la forma en que su trabajo ha sido empleado, él mismo asegura que las patentes registradas hace años son tan amplias e imprecisas, que prácticamente podrían abarcar a cualquier página web moderna. Si Yahoo! pretende demandar a Facebook por algo tan vago como un generador de páginas dinámicas, perfectamente podría atacar a cualquier servicio web que se lance hoy en día.

Se trata de un atentado directo contra la innovación y el progreso tecnológico, tan ridículo como imaginar al inventor de la rueda demandando a un fabricante de coches. Es perfectamente comprensible que una compañía quiera proteger su talento y sus inversiones en I+D, pero sin convertir cada nueva idea en un obstáculo para el bien común.

La imagen de Yahoo! ha quedado marcada para siempre, imponiéndose a sí misma un estigma que difícilmente se podrá sacudir a ojos de desarrolladores, inversores, prensa y usuarios. Y todo ello por intentar aguantar un día más a flote, demostrando su incapacidad para adaptarse a un escenario donde han sido superados por todos los frentes. Si pretenden que este sea su modelo de negocio en adelante, poco les va a durar.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio