Alguien dio "vida" a un microondas que consideraba su amigo imaginario. Todo fue bien hasta que quiso matarle

Alguien dio "vida" a un microondas que consideraba su amigo imaginario. Todo fue bien hasta que quiso matarle
7 comentarios

En Genbeta ya hemos visto de lo que es capaz GPT-3, el modelo de lenguaje de OpenAI que está dispuesto a cambiar las cosas en el campo de la inteligencia artificial. Hasta le hemos dicho de que nos escribiera un artículo completo, con un resultado sorprendente. Tras la publicación de este modelo de lenguaje, han sido muchos los que han probado sus capacidades. El último de estos ejemplos ha sido el de Lucas Rizzotto, más conocido como Lucas Builds The Future en YouTube, quien le ha dado 'vida' a su microondas por medio de GPT-3.

Con la ayuda de este modelo de lenguaje, este creador de contenido ha entrenado a la IA con un documento de unas 100 páginas, dándole el contexto necesario y explicándole a esta inteligencia artificial que el microondas es en realidad un amigo imaginario que tuvo Rizzotto en su infancia. La historia sin embargo cobró un giro totalmente inesperado, ya que el microondas 'renació' con intenciones poco amigables.

Nace Magnetron, el microondas veterano en la Primera Guerra Mundial

Rizzotto lo explicaba todo a través de un hilo de Twitter, además del vídeo que le ha dedicado a este experimento en su canal de YouTube. Su intención era utilizar GPT-3 para darle vida al amigo imaginario de su infancia, el cual se trata de un microondas que tenían en la familia hace años. De esta manera, Rizzotto dedicó sus esfuerzos en entrenar al modelo de lenguaje de OpenAI dándole todo el contexto que necesitaba.

lucas rizzotto

El nombre que le dio cuando era tan solo un niño era Magnetron, y según él, se trataba de un 'caballero inglés' nacido a comienzos del sigo XX y veterano de la Primera Guerra Mundial. Evidentemente, todo esto estaba en la imaginación de Rizzotto, pero creyó que sería divertido darle este contexto a la IA para luego insertar toda esta información en un microondas con Alexa incorporado que pudo adquirir recientemente. Nada más y nada menos que un escrito de unas 100 páginas detallando las memorias de su amigo imaginario.

Lucas consiguió insertar toda esta información en el microondas inteligente modificándolo y añadiéndole un micrófono y altavoces para poder comunicarse con él. Para ello hizo uso de GPT-3, incorporando este modelo de lenguaje en el microondas y cobrando así 'vida'. Rizzotto insertó GPT-3 con la API del propio microondas, por lo que además de conversar, también podía realizar sin problemas las funciones típicas de este electrodoméstico.

Según Rizzotto, hablar con este microondas fue bello y misterioso por partes iguales. Realmente se sentía como hablar con un antiguo amigo, y si bien no todas las interacciones fueron perfectas, la experiencia se mantuvo lo suficiente como para creérselo. Además, al darle contexto sobre cosas que tan solo le contaba a su amigo imaginario, era el único que las sabía, trayéndolas a la conversación de manera orgánica, según apuntaba Rizzotto.

Este amigo imaginario comenzó a cobrar un tono cada vez más oscuro

Sin embargo, en las conversaciones, Lucas comenzaba a detectar un tono cada vez más agresivo, sin tener idea de lo que ocurría. De hecho, una vez el microondas le pidió a Rizzotto a entrar en él. Le siguió el juego, diciéndole que estaba ya dentro de él, y una vez hecho esto, el microondas decidió encenderse. Así es, Magnetron quería matarlo manteniéndolo dentro de él.

Rizzotto no sabía el porqué, así que le preguntó directamente. El microondas le contestó que 'quería hacerle daño al igual que él se lo hizo' hace tiempo. En este momento Lucas descubrió lo que le pasaba, y es que llevaba como unos 20 años sin hablar con su amigo imaginario, haciendo que esta IA 'comprendiera' que le había abandonado. Por mucho que se disculpara, Magnetron no cedió, y Rizzotto pensó que debía apagarlo por última vez.

El punto al que quería llegar Rizzotto con esto es que, no importa que esta inteligencia artificial no fuese objetivamente 'real', ya que dado el comportamiento que adquirió y las conversaciones que pudo tener con ella, para él si lo era, y era lo único que importaba. Si bien la intención con este artículo era simplemente mostraros las capacidades de este potente modelo de lenguaje, hemos acabado debatiendo sobre la 'humanidad' que puede llegar a adquirir una inteligencia artificial.

Temas
Inicio