Publicidad

¿Y si los coches compartidos pudiesen revolucionar las ciudades? La imagen de la semana

¿Y si los coches compartidos pudiesen revolucionar las ciudades? La imagen de la semana
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Si ahora mismo recopilásemos todas las noticias referentes al coche como herramienta de consumo colaborativo, los titulares más frecuentes se referirían a su regulación. Ciudades que lo prohíben o lo regulan, empresas que piensan artimañas para poder sortear las leyes de los gobiernos de diferentes países... queda claro que todavía tenemos que aprender a aprovechar la idea.

Y según un estudio reciente del International Transport Forum, dicha idea puede beneficiarnos hasta límites que ahora mismo creemos como imposibles. Imaginaos una ciudad en la que son esos coches los que representan el método principal de transporte urbano: pues en una simulación hecha usando el mapa de Lisboa, la cantidad de coches se reduce drásticamente hasta un 10% usando taxis compartidos con conducción autónoma.

En la imagen que podéis ver justo encima tenéis una representación gráfica de esa simulación. Cada punto es un coche que está haciendo una ruta que han pedido sus ocupantes. Los puntos rojos son coches con poca ocupación (una o dos personas), mientras que los coches más rojos son los que están más llenos y por lo tanto se están aprovechando más.

Lisboa se ahorraría una superficie equivalente a 210 campos de fútbol eliminando todas las plazas de aparcamiento que sobrarían

Según sus responsables, la simulación es aplicable a ciudades europeas de tamaño relativamente pequeño y mediano. No me digáis que no os gusta la idea de imaginar vuestra ciudad con 9 de cada 10 coches desapareciendo, lo que a su vez también comportaría la desaparición de muchísima superficie dedicada a plazas de aparcamiento. En el ejemplo usado, la capital portuguesa ganaría instantáneamente el equivalente a 210 campos de futbol quitando todos los aparcamientos. Y eso, a su vez, también haría bajar los precios de los alquileres ya que se ahorrarían los costes de construir plazas de parking en los edificios.

Esto no significa que ahora haya que ponerse a defender compañías como Uber, BlaBlaCar o Lyft a capa y espada, ya que cada una tiene su filosofía. Pero este estudio demuestra que su denominador común, que es el aprovechar más los coches dentro y fuera de las ciudades, puede mejorar muchísimo la vida urbana en un futuro a largo plazo.

En Genbeta | Espera un poco más y paga un poco menos: la nueva estrategia de Lyft para cobrarte menos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir