Compartir
Publicidad
Publicidad
Hispashare sigue vivo: pasado y presente de la histórica de descarga de películas
Intercambio de ficheros

Hispashare sigue vivo: pasado y presente de la histórica de descarga de películas

Publicidad
Publicidad

Hubo un tiempo, antes de que llegaran los clientes de torrents, Popcorn Time y otras soluciones de pago como Netflix, en que el protocolo más usado a la hora de descargar cosas de Internet era el ed2k. Exacto, los enlaces que usaba el mítico eMule, el que fuera probablemente el programa de P2P más usado en todo el mundo.

Junto con eMule, una de las webs más populares en su día para bajar material de las redes P2P era Hispashare. Porque el eMule podía ser muy bueno como programa, pero no servía de nada si no tenías los enlaces de descarga adecuados para obtener todo aquello que te interesaba. Y después de tantos años, y tantos cambios en la forma en que funciona Internet, ¿qué ha sido de Hispashare?

Como una primera y rápida respuesta a esa pregunta, decir que ante todo, Hispashare sigue online. Aunque con un diseño que parece sacado directamente de los años 90, la web sigue todavía activa y 100% funcional, y sigue agregando contenido nuevo cada día. Es decir, si eres de los que sigue usando eMule, puedes pasarte por Hispashare sin problemas para obtener enlaces de descarga.

El pasado de Hispashare

Aunque hay muy pocos datos sobre la web (más allá de la propia página), de esta entrevista se puede deducir que Hispashare comenzó su andadura allá por 2004. Por aquellos tiempos la web no requería de ningún tipo de registro (cosa que cambiaría más adelante) y se podía descargar directamente, sin tener que crear cuenta de usuario.

Aunque en sus primeros tiempos la web incluía una amplia variedad de material (música, películas, videojuegos, software... incluso porno), llegó un momento en que decidieron centrarse únicamente en tres apartados: películas, series y documentales - que son las tres secciones que se mantienen hoy en día.

Lo que tampoco ha cambiado es el aspecto de la web, como decíamos antes. Nada que ver con los diseños de hoy en día, Hispashare mantiene la clásica estructura de tres columnas, con una parte central donde visualizar el contenido y dos barras laterales a ambos lados con los menús de navegación. Visitar Hispashare hoy es como volver a la época del IRC, de los foros en VBulletin, del MSN Messenger.

Hispashare, hoy en día Hispashare, hoy en día

Un elemento que ha sido siempre muy valorado en Hispashare es la gran cantidad de información incluida en la ficha de cada artículo (ya sea película, serie o documental), y la cuidada organización de la base de datos de la web. Sin olvidar mencionar, por supuesto, que está todo en nuestro idioma - algo de agradecer en un mundo dominado por los recursos en inglés.

En cada ficha se puede ver información técnica sobre la película o serie en cuestión (género, director, actores, resumen, cartelera...), además de los comentarios y puntuación de los propios usuarios de la web y los enlaces de descarga, con su idioma, calidad y formato.

Pero lo verdaderamente interesante es que a menudo el nombre de los actores y director, así como el género de la película, son enlaces clicables que nos llevan a más material (por ejemplo, otras películas protagonizadas por el mismo actor), lo que permite descubrir títulos que quizás nos conocíamos y que nos podrían gustar.

Todo esto sigue igual en la web, como si no hubiera pasado el tiempo por ella. De hecho, si buscas capturas antiguas en el Internet Archive, podrás constatar que Hispashare apenas ha cambiado.

La Hispashare de 2005 La Hispashare de 2005

El presente de Hispashare

Entonces, ¿Hispashare sigue viva? Sí... y no. Es decir, sigue funcional, sigue publicando contenido, y se puede seguir usando sin problemas con eMule - si es que todavía lo utilizas. Pero como hemos podido ver, apenas se ha adaptado a los nuevos tiempos.

Un detalle que llama la atención de la web, por ejemplo, es la nula presencia de redes sociales. Hispashare no tiene página en Facebook, y su perfil de Twitter lleva más de dos años sin actualizarse. Lo mismo se aplica al blog oficial de Hispashare, cuyo artículo más reciente data de febrero de 2014.

De hecho, si repasamos las tendencias de búsqueda del término "hispashare" en Google Trends, se aprecia claramente el descenso en popularidad. Es cierto que en ningún momento llega a ser inexistente, pero el interés que despierta esta web en los últimos meses no tiene nada que ver con el que experimentaba, digamos, en 2008.

Hispashare en Google Trends Tendencias de búsqueda de Hispashare en Google Trends, desde 2004 hasta hoy

Hoy en día, aunque todavís quedan unos pocos "románticos" que siguen usando eMule, la tendencia es otra. Las páginas de enlaces de torrents (junto con los clientes para descargarlos) y sobre todo, el streaming de vídeo en servicios como Popcorn y The Pirate Bay son los nuevos reyes del contenido de vídeo en Internet. La mejora en las conexiones a Internet permiten disfrutar de la película o serie de turno sin esperas, y sin tener que pelearse con los puertos del router para que funcione el eMule.

El P2P, de hecho, también ha evolucionado. Lo que antes usaba eMule para ayudarte a descargar películas, se puede convertir ahora en una especie de Internet alternativo, donde alojar páginas de descarga que, al no estar alojadas en un servidor concreto (sino en una red P2P compartida por todos sus usuarios), son imposibles de cerrar.

En definitiva, la tecnología mejora, las conexiones son más rápidas, nacen nuevas formas de compartir y consumir contenido en Internet... y ahí sigue Hispashare, con su diseño noventero y sus enlaces ed2k. Y mientras siga funcionando, y le sea útil a alguien, bienvenida sea.

En Genbeta | Siete clientes de BitTorrent que pueden servir como alternativa a uTorrent

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos