Publicidad

Instagram reconoce que hay que regular los posts de autolesiones tras el suicidio de una adolescente

Instagram reconoce que hay que regular los posts de autolesiones tras el suicidio de una adolescente
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las redes sociales pueden acercarnos en un abrir y cerrar de ojos a millones de personas de todo el mundo, algo que nos puede hacer sentir que no estamos solos y que hay personas en otros lugares pasando por algo parecido o que tiene los mismos gustos.

Al mismo tiempo, nos exponemos a diferentes tipos de estímulos y conductas que podrían ser perjudiciales para nuestro bienestar. Eso es lo que le ocurrió a Molly Russell, una adolescente inglesa de 14 años que se suicidó en 2017. Tras este horrible incidente sus padres comenzaron a indagar en sus redes sociales y se encontraron que visitaba publicaciones sobre suicidio y depresión.

"Instagram ayudó a matar a mi hija"

Ian Russell, padre de Molly, llegó a declarar (tras haber consultado lo que hacía su hija en las redes sociales) que no tenía "ninguna duda de que Instagram ayudó a matar a su hija". Y es que Molly consumía habitualmente contenido sobre autolesiones y depresión.

"Me encontré cuentas de gente que estaba deprimida, que se autolesionaba o que se planteaba seriamente el suicidio".

Adam Mosseri, CEO de Instagram, concedió una entrevista a The Telegraph en la que reconoce que su plataforma tiene todavía mucho que hacer para conseguir combatir este tipo de contenido en el servicio.

Mollyrussell2701a

Mosseri asegura que la muerte de esta adolescente de tan solo 14 años hizo que la compañía pusiera el foco sobre las publicaciones sobre autolesiones que se publican en la red social. Continúa afirmando que en Instagram están prohibidas las publicaciones que promueven la autolesión o el suicidio, aunque trabajan para poder detectarlos de manera independiente.

"La conclusión es que todavía no encontramos suficientes imágenes de este tipo antes de que sean vistas por otras personas".

Actualmente, Instagram depende de la revisión manual por parte de los usuarios, que son los encargados de reportar cada vez que se encuentran una publicación de este tipo. De todos modos, Instagram deja claro que están trabajando para poder detectarlas automáticamente (antes de que las vea nadie) y hacer que cueste más descubrirlas.

Mosseri asegura que han entrenado a ingenieros y personas que se encargan de revisar este contenido, aunque el reto es conseguir bloquear la imagen, cuenta y hashtag relacionado antes de que lo vea otra persona.

Hay que apuntar que muchas publicaciones tratan sobre suicido, depresión o autolesiones, pero desde un punto de vista de apoyo: cómo combatir esta situación y conseguir salir de este pozo. Mosseri deja claro que este tipo de imágenes están permitidas aunque no las recomendarán a través de la pestaña Explorar o hashtags.

Por último, Mosseri afirma que "harán todo lo posible para que esto salga bien", y anuncia que están incluyendo avisos sobre sensibilidad (la imagen aparece oculta y el usuario debe hacer click para poder verla).

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir