Compartir
Publicidad

Eric Schmidt insiste, el cifrado de datos es la mejor receta contra la censura

Eric Schmidt insiste, el cifrado de datos es la mejor receta contra la censura
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el marco del Foro Económico Mundial de Davos, Eric Schmidt, presidente de Google, ha insistido (porque no es la primera vez que lo dice), en que el cifrado de datos es la mejor alternativa contra la censura en Internet que practican algunos regímenes políticos, tales como Corea del Norte, China, Siria e Irán.

El mercado chino es una golosina que nadie quiere dejar escapar, y menos Google. El gigante asiático, con más de 600 millones de usuarios conectados a Internet, 1.000 millones de usuarios de telefonía móvil, y dos millones de funcionarios controlando lo que hacen sus ciudadanos en la Red, es un reto para la compañía de Mountain View.

Schmidt cree que es posible, en la próxima década, el uso del cifrado de datos para penetrar en aquellos países que tienen una censura estricta. La receta también es aplicable al espionaje de los gobiernos. Google ha estado trabajando para fortalecer su cifrado a raíz del caso NSA, para que gobiernos, como el chino, no sean capaces de penetrar en él.

Google trasladó sus servicios de búsqueda ubicados en China a Hong Kong en 2010, a consecuencia de su preocupación por la censura y los ciberataques. Lo suficientemente lejos para eludir ambos problemas, pero cerca para observar lo que pasa en China. El presidente de Google ha dicho que YouTube está completamente bloqueado y Gmail funciona de manera parcial en el país asiático.

Eric Schmidt considera a los chinos como iguales desde el punto de vista tecnológico, pero les acusa de ser responsables de la mayoría del espionaje industrial del mundo. Se cree que entre un 80% y un 85% del espionaje industrial a nivel mundial es obra de los chinos, muy por encima de cualquier otro país.

En cuanto al debate sobre privacidad desatado en todo el mundo a consecuencia del caso NSA, ha manifestado que es bueno: que se pueda hacer ese seguimiento no significa que se deba hacer. Preguntado por la oferta de Microsoft a sus clientes para que puedan alojar sus datos fuera de EE.UU., Schmidt dice no entenderlo.

Que Google quiera evitar la censura por motivos comerciales es lógico, por otros es menos creíble; la ética empresarial y la moral suelen tomar caminos distintos. Sobre privacidad del usuario, más vale que Google modifique su controvertida política antes de hablar.

Vía | TWSJ Imagen | LeWeb13 En Genbeta | HTTP 2.0 cifrado es la respuesta de IETF al espionaje de la NSA

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio