Publicidad

Qué son los dominios .crypto, incensurables y basados en el blockchain de Ethereum, que Opera ya soporta de forma nativa

Qué son los dominios .crypto, incensurables y basados en el blockchain de Ethereum, que Opera ya soporta de forma nativa
3 comentarios

Opera 'sólo' es el cuarto navegador más popular del mundo (tras Chrome, Edge y Firefox), pero ayer anunció que había pasado a ser el primero de ellos en convertirse en compatible con la tecnología de dominios 'incensurables' de Unstoppable Domains. Si quieres saber en qué consisten éstos, sigue leyendo.

Unstoppable Domains fue creado con el objetivo de ayudar a crear una "WWW sin censura", que no sea susceptible a los intentos de las grandes corporaciones tecnológicas de cortar el acceso a servicios online, como ya sufrieron hace unos meses Gab o Parler a manos de Apple, Google y Amazon.

Dominios basados en Ethereum, alojamientos web basados en IFPS

Para lograr eso, proporciona nombres de dominio para sitios web descentralizados, basados en el uso del protocolo IPFS (InterPlanetary File System), una red distribuida que permite repartir varias copias del contenido de un sitio web por diversos servidores de tal manera que un único proveedor nunca sea capaz de dejar 'offline' una web.

Los sitios web alojados en IPFS existen desde hace varios años, pero Unstoppable Domains permite que las URL de los mismos puedan ser fáciles de recordar gracias a que recurren a las extensiones de dominio .crypto y .zil en lugar de a las extensas direcciones alfanuméricas típicas de IFPS (o de los wallets de criptodivisas, de las que también actúan como redireccionadores).

Sin embargo, no verás estas extensiones de dominio en ningún listado oficial de ICANN, la gran autoridad global que gestiona protocolos como el IP y el DNS.

Por el contrario, los dominios .crypto se venden como NFT (tokens no fungibles), quedando inscritos en la blockchain de Ethereum, lo que garantiza que sus propietarios tengan un control total sobre su dominio.

De hecho, al existir en la cadena de bloques, estos dominios sólo tienen que comprarse una vez: no requieren, por tanto, de ninguna tarifa de renovación ni de mantenimiento... ni tampoco son vulnerables a la censura corporativa.

Unstoppable Domains y cómo acceder a ellos

Unstoppable Domains se creó en 2018, con el respaldo del inversor Tim Draper (un conocido defensor de las criptodivisas) y desde entonces, ha facilitado la creación de casi medio millón de nombres de dominio. El CEO de la compañía, Matthew Gould, afirma que

"En una época en la que las violaciones de datos se han convertido en algo común [...] este nuevo sistema es diferente. Vuelve a poner el control donde debería estar, de nuevo en manos del usuario".

Puedes comprar tu propio dominio para toda la vida en Unstoppable Domains a partir de 20 o 40 dólares, según nos interesen los .zil o los .crypto, respectivamente. Sin embargo, hay algunos dominios especialmente demandados, y por ellos se han llegado a pagar ya en torno a 100.000 dólares.

Sin embargo, un navegador normal no puede conectarse a uno de estos sitios sin ayuda: en febrero de 2020, Unstoppable Domains lanzó su propio navegador (el cuasidesconocido Unstoppable Browser, basado en Chromium) y luego fue lanzando extensiones para Chrome, Brave y Firefox.

Al menos hasta ahora, cuando gracias a Opera estos 'criptodominios' cuentan por primera vez con soporte nativo en un navegador con una amplia base de usuarios.

Sin embargo, lo cierto es que el resto de grandes navegadores ya cuentan también con un modo de acceder a estos dominios que, como los de Unstoppable Domains, están vinculados a Ethereum Names Service (ENS): que el internauta haga uso del servicio DNS de CloudFlare, pues desde enero esta plataforma sumó a sus servicios el denominado 'Distributed Web Resolver'.

Vía | Reclaim The Net

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio