Compartir
Publicidad
Publicidad
El amor de Microsoft no es tanto hacia Linux en sí, sino hacia sus desarrolladores
Windows

El amor de Microsoft no es tanto hacia Linux en sí, sino hacia sus desarrolladores

Publicidad
Publicidad

Esta mañana hubo un gran revuelo a causa de las filtraciones que apuntaban a una alianza entre Canonical y Microsoft para llevar Linux a Windows. Nosotros ya os contamos que se trataba del Bash de Linux apareciendo de forma nativa en Windows 10, y así ha sido anunciado hace sólo unos minutos en la Build 2016 de Microsoft.

Muchos quieren ver en estos movimientos un intento de Microsoft por llevarse bien con Linux, ¿pero no es posible que lo único que quieran es seducir a una de las bazas más importantes que tienen sus distribuciones? Nos referimos a todos esos desarrolladores que siguen prefiriendo Linux antes que a Windows debido a sus herramientas.

Bash y apt-get nativos en Windows

20160330 082633

El Bash es uno de los rasgos más representativos de las distribuciones GNU/Linux, puesto que es el intérprete de comandos que suelen utilizar la mayoría de ellas en sus terminales. Funciona a través de comandos textuales, y Microsoft se ha aliado con Canonical para llevar la versión de Ubuntu a Windows 10 en su actualización Anniversary de este verano.

Tal y como ha explicado el conocido desarrollador Scott Hanselman, al implementar Microsoft la versión de Ubuntu también se podrán ejecutar los comandos apt-get. De hecho, con Bash en Windows esencialmente estaremos descargando Ubuntu y sus librerías, aunque lo único que aprovecharemos de él será su línea de comandos.

Vale, es verdad que ya se podía emular el comportamiento de sistemas Unix en Windows utilizando herramientas como Cygwin, pero lo que está haciendo Microsoft es ir más allá de emulaciones y dar un soporte nativo. Con ello también se le abre la puerta a poder instalar y ejecutar otros componentes como como Ruby, Redis o emacs.

Captura De Pantalla 560

Microsoft lleva años siendo uno de los veinte máximos contribuyentes en el kernel de Linux, pero ha sido tras la llegada de Nadella cuando se ha puesto de verdad las pilas liberando una versión de Visual Studio Code para Linux, otra de su SQL Server 2016, y empezando a ofrecer Red Hat Linux dentro de Azure.

Con este movimiento, y tras la compra de Xamarin en febrero, Windows 10 se presenta por lo tanto como una alternativa sólida para todos aquellos desarrolladores que quieran utilizarlo para trabajar para cualquier otra plataforma. Porque dejémoslo claro, hasta ahora casi todo el amor que Microsoft le ha dado a Linux lo ha centrado en los desarrolladores.

Developers, developers, developers, Steve Ballmer lo tenía claro desde el principio, y aunque ha dejado de ser la cara visible de Microsoft la estrategia de su empresa sigue siendo la misma. Ellos son parte de la clave del éxito, y ahora los intentan atraer de otra manera.

¿Y qué pasa con el usuario común de Linux?

Untitled

Vale, estas son grandes noticias para algunos usuarios de Linux, ¿pero le afecta de alguna manera a los que no estén pensando en picar código? La respuesta es que no, o por lo menos no más allá del morbo que les pueda dar moverse a través de las carpetas de su Windows 10 utilizando los mismos comandos que utilizan en Ubuntu.

Por lo tanto olvidad eso de que Microsoft pueda lanzar su propia distribución GNU/Linux o que compre Canonical para aprovecharse del reinado de Ubuntu en ese sector. De hecho, al llevarse a los desarrolladores lo único que hacen es hacer más sólida la supremacía de Windows neutralizando uno de los puntos más fuertes de Linux.

Eso sí, otra cosa es que los propios desarrolladores se pongan a jugar y le hagan algún favor a los usuarios. Después de todo, si vamos a tener los binarios de Ubuntu cargados en Windows, ¿no sería posible ejecutarlo también con Unity? ¿Podría convertirse esto en un caballo de Troya con el que se le pueda acercar Linux a los usuarios de Windows?

Y bueno, llegados a este punto tampoco tenemos que olvidarnos de los eternos rumores de que Office pudiera ser lanzado en Linux. Llevamos años con ellos y todavía no se han materializado, y si Microsoft quiere demostrar de verdad que están a favor del sistema operativo del pingüino este lanzamiento sería una prueba irrefutable. ¿La veremos alguna vez?

En Xataka | La potencia de la consola Linux llega a Windows 10 gracias al soporte de bash (¡y apt-get!)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos