Compartir
Publicidad
Publicidad

Rumor: Windows 8 en tabletas no contará con el escritorio clásico

Rumor: Windows 8 en tabletas no contará con el escritorio clásico
Guardar
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando fue presentado Windows 8 se dejó bien claro una cosa: junto con Windows 8 y su interfaz Metro orientada a pantallas táctiles estaba el escritorio de toda la vida, el que conocemos de Windows 7 y que es casi idéntico desde Windows 95. Y podemos cambiar desde la pantalla de inicio de Windows 8 con sólo un clic. Y en tabletas suponía una ventaja bastante importante respecto del iPad: no era un aparato capado en el que sólo esas aplicaciones podían funcionar, era un ordenador con un sistema operativo de ordenador.

Pero Microsoft ya nos dejó con la mosca detrás de la oreja cuando anunció primero que las aplicaciones existentes no funcionarían en Windows 8 sobre ARM, y luego anunciando que toda aplicación para el modo tablet de Windows 8 deberá pasar por el Marketplace.

Microsoft podría rematar la jugada en tabletas (sobre todo en tabletas con procesadores ARM). ¿Cómo? Eliminando el escritorio clásico de Windows 8 en tabletas. Y tiene todo el sentido del mundo.

No podéis negarme que no tenía sentido que Windows 8 mantuviera el escritorio clásico de Windows en tablets ARM, orientado a ejecutar aplicaciones antiguas que no tienen todavía (o que nunca tendrán) versión Metro, si en Windows 8 no pueden ejecutarse esas aplicaciones al no implementarse una capa de traducción.

¿Por qué mantener una interfaz mínimamente usable con los dedos (como es la que conocemos de sobra) si realmente no existirán aplicaciones que funcionen en esas máquinas? No tiene demasiado sentido. Las únicas aplicaciones que funcionarán en Windows 8, de manera oficial, serían las aplicaciones Metro, las cuales no necesitan para nada el escritorio clásico.

Con este paso, con un Windows 8 para tabletas y otro distinto para ordenadores, tenemos dos consecuencias distintas: las tabletas con Windows 8 estarían orientadas a competir con iPad y Android, y los ordenadores con Windows 8… seguirían siendo máquinas Windows, pero que cada vez usarán más la interfaz Metro. Nos despedimos del acercamiento de las tabletas a los ordenadores y asistimos, sin estupefacción alguna, al acercamiento de los ordenadores a las tabletas. Al menos en cuanto a interfaz.

Cuidado, eso sí, con un detalle. La tableta Samsung que entregaron en el BUILD no es una tableta ARM. Si echamos la vista atrás recordaremos que es una tableta con un procesador Intel Core i5. Ahí sí tienen sentido tanto el escritorio antiguo como las aplicaciones antiguas. ¿Tiene sentido mantener el escritorio de toda la vida en una tableta así? En cuanto a dispositivo táctil y pequeño, a priori, no.

Pero hay una diferencia fundamental. Una tableta con un procesador Intel64/AMD64 (sean llamadas genéricamente tabletas x86) sí que pueden ejecutar aplicaciones antiguas. ¿Por qué negar artificialmente el poder hacerlo? No es lo mismo eliminar una función que no iba a poder ser aprovechada (por limitaciones de hardware, sobre todo) a eliminarla “porque sí”.

Ahora la verdadera pregunta es si vamos a ver en el mercado tabletas x86. Yo me he cruzado con alguna por algún centro comercial, pero no son éxitos de ventas, eso os lo puedo asegurar. Sea lo que sea no queda otra que esperar a conocer tanto la beta de Windows 8 como los planes de los fabricantes respecto a este sistema operativo. O bien esperar a que sea Microsoft quien desmienta este rumor.

Más información | ZDNet
En Genbeta | Microsoft ya no es Microsoft | Vídeo: Así funciona Windows 8

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos