Windows 8.1

Parece que Microsoft ha vivido en sus carnes lo que significa sufrir algún contratiempo en pleno periodo de renovación importante de sistema: la compañía ha tenido que retirar la actualización a Windows 8.1 debido a un problema que puede provocar fallos al arrancar el ordenador. Por lo visto sólo pasa en terminales con Windows RT. Por el momento la solución es reparar Windows utilizando una unidad USB arrancable, que se puede crear siguiendo este tutorial de la misma Microsoft. Mientras no encuentren una solución para este fallo, la actualización a Windows 8.1 no estará disponible Por lo visto no pasa en todos los casos: afecta a "un número limitado de usuarios". De todas formas, si teníais aún pendiente la actualización de vuestro Windows, lo mejor será que esperéis hasta que Microsoft ofrezca públicamente una solución en forma de parche o nueva actualización. Microsoft Vía | Xataka Windows > Ars Technica Imagen | Annoying stuff I figured out

¡Vótalo!

Editores 9

Comunidad 6,3

Actividad de la comunidad