Publicidad

Probé ReactOS y ahora entiendo por qué a Microsoft no le importa que alguien lleve más de 20 años intentando clonar Windows
A fondo

Probé ReactOS y ahora entiendo por qué a Microsoft no le importa que alguien lleve más de 20 años intentando clonar Windows

Si eres lector asiduo de Genbeta es probable que conozcas ReactOS, o al menos hayas escuchado hablar alguna vez de él. Para los menos familiarizados con el tema, se trata de básicamente un clon de Windows completamente libre que lleva unos 24 años en desarrollo.

Muchos confunden a ReactOS con una distro Linux, pero a pesar de su naturaleza open source y compromiso con el software libre, este proyecto es más como el resultado de muchos años de hacer ingeniería inversa del Windows que todos conocemos. El problema es que todos esos años de trabajo no terminan de ofrecer resultados significativos, y la experiencia actual deja demasiado que desear.

Por qué existe ReactOS

Reactos

Tras lanzamiento de Windows 95, uno de los más populares de la historia del sistema, y en una época en la que la empresa estaba en la cima de su monopolio, apareció un proyecto llamado "FreeWin95". La idea era básicamente la misma de cualquier distro Linux para el usuario: ofrecer un sistema operativo familiar para el que está acostumbrado a Windows pero que sea una alternativa libre.

Pasaron dos años y FreeWin95 todavía no lograba liberar su primera versión y el proyecto se estancó. En 1998 parte del equipo decidió revivir la iniciativa, pero esta vez pasarían a intentar duplicar Windows NT, y además le cambiaron el nombre a ReactOS, porque estaban "reaccionando" ante la posición monopolista de Microsoft.

Han pasado 22 años desde el lanzamiento inicial y todavía no hay ni versión beta

Desde entonces han seguido avanzando a pasos pequeñitos, muy pequeñitos. La primera versión con una interfaz gráfica funcional no salió hasta el 2004. Les tomó 17 años llegar a la versión 0.4, y apenas hace seis meses es que añadieron Windows Snap. La versión actual es la 0.4.12, y todavía es una versión alfa.

Cómo es usar ReactOS en 2020

Anotacion 2020 03 10 165948 Instalando paquetes desde el gestor de aplicaciones de ReactOS

En teoría ReactOS no suena tan mal, es una alternativa a Windows que funciona con los binarios hechos para Windows (tiene un subsistema WIN32), que es gratis, y que apenas necesita 100MB de RAM. Con el tiempo han mejorado mucho la compatibilidad con los controladores de Windows, y las apps más básicas vienen instaladas por defecto.

ReactOS también tiene su propio "gestor de aplicaciones" desde donde puedes instalar todo tipo de software, como un navegador web por ejemplo. Y además luce igual a un Windows viejo con el que mucha gente está familiarizada. Ahora, en la práctica, no podemos evitar preguntarnos si tiene sentido la existencia de este sistema en el año 2020.

Primero: el equipo detrás de ReactOS no recomienda usar este sistema para algo más que pruebas y trasteo. No es estable, hay cosas que no funcionan ni funcionarán nunca probablemente, y la compatibilidad de hardware es limitada.

Anotacion 2020 03 10 164739

Segundo: la instalación es un poco insufrible. ReactOS se siente como algo demasiado anticuado e innecesariamente complicado. Cualquier distro Linux moderna tiene una instalación más simple. Dado que a nadie en su sano juicio se le ocurriría instalar esto en su ordenador personal de uso diario, yo la he probado en una máquina virtual.

Como este es el método más usado, la wiki de ReactOS ofrece instrucciones bastante detalladas de cómo configurar tu máquina virtual para que todo funcione. Si intentas hacerlo como con cualquier distro Linux u otra versión de Windows sin tomar en cuenta esas instrucciones específicas, olvídate de que vaya a arrancar.

Anotacion 2020 03 10 164918

Tercero: simplemente no vale la pena. Las carencias de ReactOS sobrepasan inmensamente a sus beneficios. En 1995, o incluso en el 2005, una alternativa abierta a Windows que se viera y funcionara como Windows sonaba como algo de ensueño, especialmente porque Linux "no estaba ahí todavía".

Instalar ReactOS por algo más que curiosidad y exceso de tiempo libre no es algo que valga la pena

En el año 2020 ReactOS es más como una curiosidad para el usuario, y quizás un ejercicio de aprendizaje para los desarrolladores que colaboran en el proyecto. Nada más. La experiencia de usuario es (perdón por la dura franqueza) simplemente atroz.

ReactOS solo necesita 100MB de RAM, darle 2 GB no ayuda en nada realmente. Solo puedes asignar un núcleo de tu CPU a la máquina virtual o no funcionará, y quizás es esto, o quizás es el sistema, pero es insufriblemente lento. Para algo que luce como Windows NT, quizás no es tan malo, si fuese el año 2003.

Anotacion 2020 03 10 171256

El único navegador que puedes usar es una versión antaña de Firefox, funciona, pero la experiencia también deja que desear. La instalación de controladores es arcaica y las posibilidades de que tengas que sufrir esto porque no tienes audio o red, son altas. Yo preferí quedarme sin sonido.

Lo que queda de la experiencia de usar ReactOS en este momento en la historia es que no representa una alternativa real como sistema operativo. Menos cuando existen distribuciones Linux tan o más ligeras, con mayor soporte para los componentes de hardware y el software actual, más estables, más fáciles de instalar, y con mejor experiencia de usuario.

Es probablemente por eso que a pesar de verse como una copia de Windows, y literalmente ser una copia de Windows, Microsoft no les presta atención. La última vez que el equipo de ReactOS tuvo alguna disputa legal fue por allá en 2006, cuando se puso en duda si el código que estaban usando no era simplemente un copia exacta del código de Windows en lugar de una reimplementación del mismo. Algo que nunca escaló.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios