Compartir
Publicidad
Publicidad

Alcaldes y diputados autonómicos el 22 de mayo, senadores obedientes después

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 22 de mayo España vota. Lo hará con la red movilizada contra los tres partidos que aprobaron la ley del embajador de los EE.UU y que ha servido para dar una patada en la puerta de Internet y abrirle paso a una comisión ministerial con capacidad de perseguir webs que estará presidida por un representante del Ministerio de Cultura o persona en la que éste delegue.

Desde NoLesVotes se pide abiertamente, como bien sabes, no votar a los tres partidos que apoyaron la Ley Sinde. Tres grupos políticos que además lo hicieron en bloque, sin la menor disidencia, una unanimidad con aroma a bunker que los retrata con un fotografía fija y decadente, notablemente diferente de la de los parlamentarios socialdemócratas, conservadores y liberales del resto de Europa (por no hablar de EE.UU) que cuando se han enfretando a una votación de estas características se han saltado la disciplina de voto. España es diferente y los tres grandes grupos parlamentarios una mera militancia fiel que ejecuta las órdenes del jefe del partido.

Pues bien, cuando quedan menos de tres meses para celebrarse las elecciones municipales y autonómicas conviene recordar que precisamente los parlamentos autonómicos son los que designan a una parte de los senadores que después se limitan a votar lo que les dicen sus jefes como si de una centuria romana se tratase.

También hay que llamar la atención sobre los muchos alcaldes y diputados autonómicos que después se convierten en senadores bien sea por designación autonómica, bien por colocarlos el jefe del partido en la papeleta salmón que te envían a casa con las X puestas.

Dirigentes locales, alcaldes especialmente, que se limitan a servir posteriormente como robots a las cúpulas de los partidos (ZP y Rajoy) que los designan, en lo que es un auténtico agujero negro o déficit democrático que altera el principio de división de poderes que lo es también entre legislativo y ejecutivo aunque esa lección elemental de democracia en España no se debe dar o no la quieren aprender los que dirigen los grandes partidos políticos que gobiernan desde 1982 con la habitual asistencia del grupo nacionalista que ahora preside en Madrid el democristiano Duran Lleida.

Es evidente que serán las elecciones generales y las europeas - estas últimas son la mejor oportunidad para un partido o plataforma insobornable en la defensa de la red - las que permitirán evaluar mejor el nivel de la contestación de los ciudadanos digitales contra los tres partidos que han sucumbido al plan del embajador de los EE.UU y los lobbies de la propiedad intelectual.

Pero el 22 de mayo está en juego una considerable porción de la representación de los tres partidos "no votables" en la Cámara Alta y algo no menos importante: su inmenso poder local que es la base de su sostenibilidad.

Más Información | NoLesVotes (wiki)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos