Compartir
Publicidad
Publicidad

Constitución y libertad de expresión frente a presunto ciberacoso en Twitter (a una líder religiosa)

Constitución y libertad de expresión frente a presunto ciberacoso en Twitter (a una líder religiosa)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Un juez de EE.UU. ha desestimado una demanda por ciberacoso en Twitter que presentó una líder religiosa (budista) llamada Alyce Zeoli (foto) contra un tal William Lawrence Cassidy que habría publicado (con diferentes nombres) miles de tuits con Alyce Zeoli y su grupo budista de protagonistas. Al parecer uno de los más directos o agresivos decía: "¿Por qué no le haces un favor al mundo y te suicidas?".

Al presunto ciberacosador lo enviaron a la cárcel a la espera de un juicio que se acaba de celebrar y en el que la demandante ha contado con todo el apoyo del gobierno representado por el Fiscal. Pero el juez Roger W. Titus recuerda en su sentencia que la Constitución estadounidense protege la libertad de expresión:

La Primera Enmienda protege la expresión incluso cuando es incómoda y desafía las creencias religiosas, actitudes políticas o los estándares de buen gusto

El juez en su sentencia de 27 páginas (pdf) compara Twitter con un tablón de anuncios y lo diferencia de una llamada telefónica, carta o correo electrónico dirigido específicamente a una persona en concreto. Es decir, desestima la demanda (no hay acoso) por no tratarse de mensajes dirigidos directamente a la demandante.

El abogado de ésta ha asegurado que su cliente estaba "horrorizada y asustada por la decisión del juez". Desde la Electronic Frontier Foundation (EFF), organización en defensa de las libertades en la red, se ha celebrado la sentencia por la distinción que el juez hace entre lo que es un discurso en una plataforma pública y un mensaje directo. Antes del juicio ya habían expresado su opinión sobre el caso:

Si bien no todo discurso está protegido por la Primera Enmienda, la idea de que los tribunales deban hacer de policía por cada palabra exaltada que aparezca en la red no sólo congela la libertad de expresión, sino que carece de base en décadas de jurisprudencia sobre la Primera Enmienda

La demandante es reconocida entre los budistas de California como un maestro reencarnado según la tradición religiosa del budismo tibetano. Alyce Zeoli es Jetsunma Ahkon Lhamo.

Vía | The New York Times

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos