Compartir
Publicidad
Publicidad

El cine español sigue despeñándose, pero en FAPAE son 'optimistas'

El cine español sigue despeñándose, pero en FAPAE son 'optimistas'
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A principios de esta semana, Pedro Pérez, presidente de FAPAE, presentó los números de facturación en lo que va de año. El resultado, pues que los ingresos por recaudación en películas españolas se han desplomado un 42%.

Pero casi como siempre, cuando uno se hace muchas expectativas, éstas acostumbran a no cumplirse. Y construir expectativas en forma de castillo de naipes en el aire, es lo que hicieron tras el cierre de Megaupload.

Una vez cerrada la mayor página de descargas, el público sigue sin ir a las salas de cine, y ya se sabe que “el público manda”. Y no sólo no va a ver películas españolas, sino que tampoco a producidas allende los mares, que bajan un 16% comparando con 2011.

El señor Pedro Pérez, aún con casi un 50% de pérdida de recaudación, está contento y feliz porque según él, todo se recuperará en lo que queda de año, sin tener en cuenta que a mes de abril, las producciones españolas han descendido en un 36% respecto a las películas rodadas en 2011.

¿Y cómo puede estar el presidente de FAPAE tan contento con pérdidas en la recaudación y muchos menos rodajes? Pues porque quien siembra recoge (aunque parece más una siembra del Farmville, de esas en que primero dices una cosa y luego la cambias). Y lo que van a recoger los peliculeros no es poco.

Resulta que el Ministerio de Cultura anunció una nueva línea de crédito del ICO (Instituto de Crédito Oficial), con garantía de la entidad financiera Audiovisual SGR (creada conjuntamente por el Ministerio de Cultura y EGEDA), destinada a empresas del sector audiovisual.

Los préstamos máximos a las que se podrá acceder con el aval de SGR asciende al millón de euros por cliente, que tendrá 15 años para devolverlo.

Así pues, mientras el crédito de los bancos, alimentado con préstamos desde Europa, no va dirigido al público, el Estado se dedica a subir impuestos a la gente para luego presentar nuevas fuentes de financiación para los peliculeros, aún cuando sus producciones demuestran su calidad con un descenso del 42% en la recaudación.

Con estos padrinos y redes de seguridad, los del cine ya pueden ser optimistas. Más les vale, porque si de su trabajo dependiera ganarse el pan… ¿se transformarían en ganapanes?

Megaupload está cerrado. The Pirate Bay monitorizada constantemente y los cyberlockers que quedan van en camino. Ni así. ¿Cual será la próxima excusa?

En Nación Red | Bernaldo de Quirós: “La Ley Sinde crea las bases de una caza de brujas contra los internautas” | El giro proSinde del PP y los productores madrileños
Foto | Enrique Cerezo y Pedro Pérez (FAD)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos