Compartir
Publicidad
Publicidad

El Gobierno español hace oficial su disposición a violar la Neutralidad de la Red

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Comisión Europea ha publicado todas las respuestas a su consulta pública sobre la Neutralidad de la Red. Esto ha permitido corroborar que los requerimientos han sido escuchados y que el gobierno español admite violar la neutralidad de la Red implantando mecanismos específicos de restricción y gestión de tráfico “tanto en los equipos terminales (y en las aplicaciones sustentadas en los mismos) como en otros elementos gestionados por los llamados “intermediarios de Internet”, como serían las redes de distribución de contenidos (CDNs), buscadores o agregadores de contenidos, etc”.

El Gobierno defiende que “debe considerarse adecuado el que exista una variedad de servicios de comunicaciones electrónicas, de diferentes características y precios, que se ofrezcan a los diferentes prestadores de contenidos y aplicaciones on-line, y asimismo que estos prestadores lleguen a acuerdos particulares con los operadores para obtener servicios adecuados a las características específicas de los productos que pretenden ofrecer, sin que quepa calificar a priori como “discriminación indebida” la coexistencia de esta variedad de servicios y acuerdos”.

En su respuesta el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero afirma que “es evidente que las características, físicas y tecnológicas, de las redes sobre las que se implanten los mecanismos de gestión de tráficos serán asimismo elementos cruciales en su definición, y por tanto cabe esperar que, en la práctica, se sigan criterios diferentes para las redes fijas que para las móviles, fundamentalmente por las limitaciones de capacidad que estas últimas presentan en el tramo de acceso radioeléctrico”.

El texto avala las tesis de los operadores al dar por bueno que su esfuerzo inversor en infraestructuras debe compensarse a través de ingresos que provengan tanto de los usuarios finales, a los que ofrezcan servicios de acceso convencionales, como de otros usuarios (como los proveedores de contenidos o aplicaciones) a los que ofrezcan accesos especializados y otras facilidades específicas (como capacidades de albergamiento o enrutamiento, gestión de clientes, tarificación por cuenta de terceros…) expandiendo así el modelo que, históricamente, vienen desarrollando las redes tradicionales con los servicios Premium”.

Para el gobierno español la gestión del tráfico podrá basarse en técnicas o mecanismos de muy diversa naturaleza, que en ocasiones pueden responder a estrategias de carácter comercial... El diario El País asegura en su edición independiente de la mañana que esta posición del gobierno español se “aproxima” a la defendida por los principales operadores de telefonía móvil en España y en especial a la mantenida por el presidente de Telefónica, César Alierta.

Más Información | Responses to the Consultation on net neutrality (Comisión Europea)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos