Compartir
Publicidad

El proveedor de banda ancha y el liberal rebelde que se enfrentarán a la ley de tres avisos británica

El proveedor de banda ancha y el liberal rebelde que se enfrentarán a la ley de tres avisos británica
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

TalkTalk, el proveedor que plantó cara a BT, ha intensificado sus protestas en contra de la Ley de Economía digital (Digital Economy Act), a diferencia de otros en la órbita de Murdoch.

Recordemos que el popular proveedor, alternativo y rebelde, el de las tiendas The Phone House, advirtió en su momento que "nunca entregará los datos de un cliente a los titulares de derechos de autor porque somos el único gran proveedor de Internet que ha tenido esta postura y la vamos a mantener"

Si se nos instruye para desconectar una cuenta debido a la presunta infracción del copyright nos negaremos a hacerlo y desde ahora mismo les decimos a los titulares de derechos, nos veremos en los tribunales

Casi como Alierta. La Digital Economy Bill está a la espera de que el regulador, muy dependiente del anterior gobierno laborista que impulsó la aberrante ley, presente un Código de Prácticas que deberá pasar por el Parlamento.

Será entonces cuando se rompa la tensa tregua entre los dos partidos de la coalición gubernamental (liberales y conservadores). Si bien los activistas digitales más desconfiados ya se temem el pasteleo y cesiones habituales cuando lleguen las presiones del lobby, mejor no recordar hoy - esperamos un par de días - el lamentable papelón de los liberales en Estrasburgo en la votación del Informe Gallo.

Cierto que en principio los liberales de Clegg siguen mostrando su oposición a la "Hadopi británica" y los segundos, los conservadores, que votaron a favor, han moderado algo su posición. Lo más probable es un equilibrio entre las dos posturas en la que será también interesante ver que posición toma el nuevo líder laborista, que dices es un soñador, no sabemos si Pesadilla en Downing Street forma parte de sus sueños..

Pero volvamos al "anárquico" proveedor de servicios de Internet de nombre TalkTalk que se está conviertiendo, paradojas de la isla, en el abanderado y crítico mayor del Reino contra la polémica legislación del cierre de webs que tan de moda está por todas las latitudes.

Frente a la tregua general, TalkTalk ha decidio reiniciar las hostilidades y su equipo jurídico trabaja ya en todos los frentes para anular la ley por razones de insuficiencia de control parlamentario. Su director ejecutivo de Estrategia y Regulación, Andrew Heaney, un tipo listo, comenta, que la premura con que se aprobó el acto antes de las elecciones generales significa que muchas de sus disposiciones no se debatieron en su totalidad y que "la ley de los tres avisos hay que suprimirla y comenzar el debate de cero".

En el frente político, Heaney, ha tenido mucha suerte y aquí volvemos donde antes, pues ha llegado a la Cámara de los Comunes, por la sustitución de un diputado en las filas del grupo liberal, uno de los más activos libdems en la defensa de un Internet libre de los afanes intervencionistas del modelo policial del copyright.

Se trata de Julián Huppert, el e-liberal de Cambridge, que ha prometido dedicar todos sus esfuerzos todo a tumbar la ley de los tres avisos, sin pararse ni un minuto a calibrar si eso le parece bien al líder del partido y Vicepremier Clegg. Esto es el Reino Unido. Democracia liberal. La partitocracia es aquí.

Julián Huppert ya ha organizado varias reuniones con otros diputados liberales (y jóvenes libdems de la red civil y digital) para preparar una estrategia. Además asegura ser leal a los principios del partido. Así es:

El grupo de trabajo estará guiado por los valores fundamentales del partido, dando especial atención a la libertad de expresión, la diversidad y a fomentar la creatividad y la defensa de derecho a la intimidad. Queremos asegurarnos que la política del partido verdaderamente refleja la era digital en que vivimos.

Julián Huppert y el ejecutivo de TalkTalk, propiedad del gigante Carphone Warehouse, previsiblemente el distribuidor de los teléfonos de Facebook, "esperan" juntos, dicen, en el exquisito e histórico Club Liberal de Londres. El menú es asequible como las tarifas de TalkTalk y la corbata del liberal de Cambridge.

Cuando en la primavera del próximo año llegue la propuesta del regulador, ellos estarán preparados. Para ganar hay que buscar aliados potentes, lobby contra lobby. Julián Huppert también es un tipo listo. Si presionan a su partido, ellos también lo harán.

Foto | osde8info

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio