Compartir
Publicidad
Publicidad

Mano dura contra el bloguero molesto

Mano dura contra el bloguero molesto
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las abusivas demandas por el honor de ricos y poderosos, son una forma de intimidación a la libertad de expresión que ha denunciado la ONU, Reporteros Sin Fronteras y Amnistía Internacional.

Demandar y exigir ¡20.000 euros! a un bloguero español, Enrique Dans, por opinar que la actividad del poderoso lobby de las empresas discográficas, Promusicae, infringía las leyes antimonopolio, es de traca, pero de la que anuncia que a partir de ahora: no conviene molestar al lobby. Lo ha contado el propio Enrique Dans:

Promusicae está utilizando el derecho al honor para restringir la libertad de expresión e información. Simplemente, Promusicae quiere que me calle. Tras muchos años de enfrentamiento directo y de humillarlos en repetidas ocasiones en numerosos foros de debate públicos, ahora quieren callarme mediante demandas. Quieren que no les mencione, que no hable de ellos. Que por la presión de una posible demanda, me abstenga de opinar sobre ellos. Que hable de otras cosas. Que les deje en paz. Es así de sencillo. Para Promusicae, esta demanda es completamente insignificante: tan solo los honorarios de sus abogados superan seguramente el importe que me piden en concepto de daños a su honor. Para mí, en cambio, es una barbaridad. No solo por el dinero que supone dicho importe y el impacto en mi economía personal, sino por las molestias, preocupaciones y problemas que origina ser demandado. Hay que pagar abogados, procurador, notario… es un proceso complejo, largo y caro. Es la primera vez en mi vida que soy demandado, y os aseguro que no resulta nada agradable. Ellos lo saben perfectamente, saben que esta es una página personal, y abusan de ello. No existe daño alguno al honor de Promusicae en lo que yo escribí. Estoy seguro de encontrarme perfectamente amparado como ciudadano, como blogger y como profesor por derechos como la libertad de expresión, la libertad de información y la libertad de cátedra, derechos en los que confío, y lo único que pretende Promusicae con esto es intimidarme, censurar mi página, evitar que hable de ellos.

La demanda contra Enrique Dans ha compartido estos días espacio en los periódicos con la que ha recibido, ente otros, el periodista y bloguero italiano, Ciro Pellegrino, uno de los autores de la biografía de un diputado vinculado con la Camorra.

La demanda contra el influyente bloguero español que dice las verdades que molestan, llega justo cuando los lobbystas, editores, productores y algunas viejas glorias de la SGAE han celebrado la determinación del PP a la hora de aprobar la Ley Sinde. Mano dura. “Soy como Mourinho. Soy resultadista. Soy uno de los vuestros”, dice Wert. El lobby se siente fuerte…

El Caso de Promusicae contra Dans va a dar más titulares, fuera y dentro de nuestras fronteras.

En Nación Red | Wert: “Soy como Mourinho”; Promusicae denuncia a Enrique Dans por una infracción a su honor; Promusicae y el honor del 45 por ciento de los internautas españoles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos