Compartir
Publicidad
Publicidad

Por qué Obama (y Clinton y Robert Gates) debería testificar en el caso Manning

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pasado mañana, 16 de Diciembre, empieza la vista previa al juicio para la Corte Marcial que juzgará al soldado Bradley Manning por traición mostrar la verdad de la guerra de Irak, de Afganistán y posibilitar el filtrado de las conversaciones entre las embajadas de los Estados Unidos de América.

En la lista de testigos para la defensa destacan tres nombres: Robert Gates, antiguo Secretario de Defensa, Hillary Clinton, Secretaria de Estado, y Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos, Comandante en Jefe de sus ejércitos y Líder del Mundo Libre.

El Gobierno Federal ya se opuso a que éstos testigos (y otros 35 más) no fueran llamados, pese a que sus aportaciones pueden ser cruciales para dilucidar varios temas.

En concreto, la Secretaria de Estado, equivalente al Ministro de Exteriores, puede arrojar luz sobre el impacto real en las relaciones internacionales de los USA tras la publicación de los archivos Cablegate.

Declaraciones de la misma Clinton aseguran que, aunque algunos cables resultaron en bochorno, en ningún caso afectó seriamente a la política exterior. De ser así, Clinton debería explicar por qué revelar documentos meramente bochornosos está penado con "alta traición".

Robert Gates, que ocupaba el cargo de Secretario de Defensa cuando sucedieron las filtraciones, debería testificar para dejar claro que la publicación de los Diarios de Guerra de Irak y Afganistán por parte de Wikileaks no revelaron ningún tipo de información vital, fuentes de la misma o métodos empleados.

Recordemos que una de las bazas que usaron los que quieren a Manning y Assange en el patíbulo fue que las filtraciones "pondrían en peligro las vidas de los soldados, de las fuentes de inteligencia e incluso algunos agentes de espionaje de los Estados Unidos".

Incluso la misma Clinton soltó la frase, pero luego, a la hora de la verdad, el Departamento de Defensa de Gates no pudo señalar ningún caso en que se hubiera comprometido la seguridad personal de nadie debido a la publicación de documentos.

Por su parte, el POTUS Obama debería explicar sus declaraciones acerca de la actuación de Manning, en que el Líder del Mundo Libre aseguraba que el soldado había quebrantado la ley.

Según el Código de Justicia Militar del ejército americano, "un oficial superior en la cadena de mando tiene prohibido realizar ninguna declaración o acto que pudiera influenciara ninguna decisión por parte de un subordinado acerca de cómo desarrollar un asunto de la justicia militar". Hacer algo que pueda influenciar decisiones, se considera Unlawful Command Influence (UCI, o Influencia de Mando Ilegal en traducción libre).

Obama es el Comandante en Jefe del ejército. Esto lo sitúa en la cúspide de la pirámide jerárquica y, por lo tanto, el máximo superior de Manning. El 21 de Abril de 2011, el máximo superior de Manning aseguró que éste había quebrantado la ley de los Estados Unidos de América.

Para la defensa de Manning, dichas declaraciones del Presidente se consideran como UCI, y la intención es averiguar hasta qué punto podrían influenciar la limpieza del juicio (militar) al soldado.

También debería comentar sobre la sobre-clasificación gubernamental de documentos e información. La defensa recuerda que Obama firmó la ley de Reducción de Clasificación en Octubre de 2010, así como sus dos memorandums acerca de mejorar la transparencia del gobierno, que mandó durante su primer día completo en el cargo, el 21 de Enero de 2009.

Estos tres testigos son clave en la estrategia de la defensa, que quiere demostrar que los problemas de fondo van de la transparencia del gobierno, o en éste caso del doble rasero que provoca su falta, y la sobre-clasificación de de información 'secreta' con intenciones no demasiado claras.

Si esto es así, si los diarios de guerra y el Cablegate no pusieron en peligro ninguna operación ni afectaron la política exterior, ¿a qué se debe tanto revuelo por filtrar documentos que han demostrado ser, en el peor de los casos, bochornosos, pero no vitales? ¿Por qué se ha mantenido a Manning en detención sin cargos durante más de un año? ¿Por qué se han permitido las vejaciones y tratamiento disciplinario tortura durante dicha detención sin cargos? ¿Por qué se le acusa de traición?

No puede ser que por un lado se esté abogando por la transparencia, mientras que se marcan documentos banales como "confidencial" (que no es lo mismo que "top secret"), se silencian asesinatos y ejecuciones de civiles y luego se acusa de alta traición a quien expone la verdad.

Mientras tanto, siguen convocándose acciones de apoyo a Bradley Manning por todo el mundo para el sábado 17 de Diciembre, día en que Brad cumple años. Dos regalos, el inicio del proceso tras 17 meses de detención sin cargos, y saber (ojalá) que el mundo entero está con él.

Vía | Bradleymanning.org

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos