Compartir
Publicidad
Publicidad

Una de dos: o Felip Puig no se entera o quiere que las acampadas continúen

Una de dos: o Felip Puig no se entera o quiere que las acampadas continúen
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ocurrió el martes de la semana pasada, 17 de mayo, en Madrid. La policía intentó desalojar a los acampados de Madrid a primera hora de la mañana. Al cabo de unas horas, la Puerta del Sol estaba más llena que nunca. Ayer, el conseller de Interior de Catalunya, Felip Puig, siguió los mismos pasos que sus homólogos madrileños. Y fue más lejos.

A primera hora de la mañana se plantaron un enjambre de Mossos d’Esquadra y Guàrdia Urbana en lo que era una operación consensuada entre Generalitat y el ayuntamiento de Barcelona. Los manifestantes, como ya habían dicho que harían, se limitaron a hacer resistencia pacífica y se quedaron sentados. ¿La respuesta? “Levántense o les doy un porrazo”. Y efectivamente, les dieron porrazos. Algo más que porrazos: patadas, agarrones de cuello, disparos con balas de goma y violencia gratuita e innecesaria en general. Bueno, gratuita no, que la pagamos con los impuestos.

Felip Puig ha demostrado que no entiende nada, que vive en su burbuja política. No era difícil ver que el operativo policial sería un revulsivo para las protestas. El conseller afirma que la policía acudió para “limpiar la zona” y por motivos de “higiene”. Primera noticia de que la policía ahora se usa para tareas de limpieza. Sin embargo, estaba claro que por mucho que quitaran las tiendas, los palos y las bombonas, al cabo de un par de horas la zona estaría exactamente igual que el día antes. Y así ha sido.

9bjqg1.jpg

Cuando los indignados han vuelto a entrar al centro de Plaça Catalunya han levantado de nuevo sus instalaciones. Todo como antes. Salvo por un matiz: que había más de 12.000 personas en la plaza, cuando la noche antes eran 500 como mucho. Bravo por Felip Puig.

Más allá de la utilidad del operativo policial, los Mossos d’Esquadra han demostrado de nuevo que son un reducto de la civilización que sólo se sabe hacer entender con violencia. No obstante, hay que recordar que los Mossos sólo cumplen órdenes de su jefe, que es Felip Puig. Por eso y por la persona a la que le han perforado el bazo, Felip Puig debe dimitir. En estos momentos, se han recogido más 50.000 firmas para que lo haga.

Foto | @petaqui
Foto | Mind Your Gap
Vídeo | JokalariBat

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos