El Certificado Verde Digital o ‘pasaporte covid’ entrará en vigor el 1 de julio (pero no asegurará libertad de movimiento en la UE)

El Certificado Verde Digital o ‘pasaporte covid’ entrará en vigor el 1 de julio (pero no asegurará libertad de movimiento en la UE)
12 comentarios

Hace un mes, el Gobierno de España aseguraba que el Certificado Verde Digital, antes conocido también como 'pasaporte sanitario', estaría listo para junio, a tiempo para salvar la temporada de verano. Recordemos que este certificado acredita que una persona está libre de COVID-19 por

  • Haber sido vacunada frente a la enfermedad.
  • Haber sido sometida a una prueba PCR o de antígenos.
  • Haberse recuperado de la enfermedad.

Así, cuando una persona cumpla uno de estos tres requisitos, podrá utilizar el Certificado Verde Digital para "viajar de forma fácil por todo el territorio de la Unión Europea"… con algún matiz que veremos más abajo.

Pues bien, aún falta un mes para junio, y el gobierno ya ha anunciado, durante una presentación en Fitur (la Feria Internacional de Turismo), que el certificado está "listo", y que incluso está trabajando junto a la Comisión Europea para poder extenderlo a terceros países "mediante conexión con el Marco de Confianza Europeo".

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha calificado esto de "éxito de la cooperación europea", pues

"ha sido posible coordinar a los 27 sistemas sanitarios y tecnológicos diferentes, y aprobar en tiempo récord un reglamento europeo que en circunstancias normales habría tardado en torno a un año".

Ni 'salva' todo el verano ni garantiza la movilidad

Sin embargo, que esté "listo" no significa que vaya a entrar inmediatamente en vigor. De hecho, no lo hará hasta el 1 de julio, con lo que ya habremos perdido la última semana de junio, tradicionalmente considerada 'temporada alta' por la industria turística.

Este documento "sencillo e interoperable" —en palabras de Carolina Darias— permitirá "abrir España a la movilidad europea", pues su poseedor podrá usarlo para "viajar de forma fácil por todo el territorio de la Unión Europea".

"Los viajeros no tendrán más que pasar su código QR por un lector y ya no tendrán que someterse a ninguna espera ni a ningún control".

Sin embargo, el citado reglamento no contempla una movilidad europea tan abierta como transmiten las palabras de la ministra, pues cualquier miembro de los 27 seguirá pudiendo imponer restricciones con el único requisito de avisar al resto de países con un margen de 48 horas.

Además, a la hora de establecer dichas restricciones, los países podrán determinar qué portadores del certificado quedan sujetos o exentos de las mismas.

Y por si esto fuera poco, pese a que el certificado recogerá la vacunación con cualquier vacuna reconocida oficialmente por algún país de la UE (incluyendo la rusa Sputnik V y la china Shinopharm, aprobadas en Hungría), el resto de países seguirá siendo libre de no reconocer las mismas como vacunaciones válidas, añadiendo otra limitación más al potencial turista.

Temas
Inicio