Compartir
Publicidad

La Generalitat de Catalunya aprueba el decreto ley que obligará a Uber y a Cabify a salir de Barcelona

La Generalitat de Catalunya aprueba el decreto ley que obligará a Uber y a Cabify a salir de Barcelona
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras toda una semana de polémica tras el comienzo del parón de los taxistas en Barcelona y Madrid, finalmente el Govern de la Generalitat de Catalunya ha aprobado el decreto ley que establece las nuevas condiciones de funcionamiento de las VTC, el "Decreto Ley de medidas urgentes en materia de transporte de viajeros mediante el alquiler de vehículos con conductor". Restringe la actuación de las VTC en la comunidad autónoma, tanto a nivel de movimiento como en relación a la captación como y al uso de la geolocalizaión.

La medida más polémica es el establecimiento del tiempo de precontratación mínimo en 15 minutos, con un máximo de una hora fijable por entes municipales (en base a criterios justificables). Así, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) establecerá, si todo sale como está previsto, una hora de precontratación. Según ha afirmado Damià Calvet, consejero de Territorio y Sostenibilidad, en nombre del Govern, piensan que "los 15 minutos son proporcionales, no alteran la competencia y no provocan efectos disruptivos en las VTC".

Un decreto ley que forma parte de una reforma más profunda del sector

El decreto ley será publicado este jueves Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña, y entrará en vigor el viernes. Calvet ha declarado que es el primer paso de una reforma estructural del sector, por lo que habrá medidas más profundas, con una ley integral para abril que será discutida con una consulta pública previa. Según el conseller, el decreto "no regula a favor de unos y en contra de otros, lo que hace es aclarar las reglas del juego para proteger a los usuarios [...] Necesariamente debe diferenciar taxis y VTC porque son diferentes. [...] Catalunya necesita regular la disrupción de los nuevos métodos de transporte", ha recalcado.

Entre otras medidas de calado se encuentra que los vehículos VTC no podrán circular por la vía pública buscando clientes, sino que tendrán que volver a la base y esperar a ser contratados por un cliente. Se regula así la captación y, en ese mismo sentido, se limita la geolocalización, que sólo podrá ser usada por los VTC a partir del momento en que se produzca la precontratación.

Así se fija en el decreto ley:

La geolocalización que permite a los clientes ubicar con carácter previo a la contratación los vehículos disponibles adscritos a una autorización de alquiler de vehículos con conductor se considera, a los efectos de las condiciones de explotación del servicio, como una captación de viajeros, y por tanto prohibida de acuerdo con lo previsto en este artículo.

La nueva ley integral, en la que el Govern ya está trabajando, buscará que se "regule el sector de los taxis y VTC, y pone el foco en la garantía de los derechos de los usuarios en la prestación de servicios". Antes de la ley integral, otra medida es poner en marcha el registro oficial de VTC, que comenzará esta semana, y que recogerá la licencia y las horas hechas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio