Publicidad

El Gobierno de España insiste en la creación de una 'tasa Google' española si no hay acuerdo internacional o europeo

El Gobierno de España insiste en la creación de una 'tasa Google' española si no hay acuerdo internacional o europeo
6 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

La creación de una tasa Google sigue sobre la mesa en España. Pese a las enfrentamientos que ha provocado el establecimiento de un gravamen similar en Francia entre el Ejecutivo galo y el estadounidense, los planes de gobierno del PSOE continúan contemplando el impuesto de cara a una próxima legislatura.

Nadia Calviño, la ministra de Economía y Empresas en funciones, lo ha reiterado este lunes tras inaugurar el 33 Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones de Ametic, la patronal del sector de la industria tecnológica, en Santander. España desarrollará la imposición digital aunque no haya acuerdo internacional en el G20, la OCDE y la Unión Europea.

Si no hay acuerdo en el G20, la OCDE y la Unión Europea, España establecerá su propia 'tasa Google' a las compañías tecnológicas

Tasa digital sí o sí

Google Apple Facebook Amazon

Pese a que en el G7 se dieron los primeros pasos para un impuesto digital global y que se prevea establecerlo con vistas al 2020, el acuerdo quiere llevarse al G20 y contar con el apoyo de la OCDE. Un proceso que se prevé largo y difícil vistas las reticencias Estados Unidos y el bloqueo producido en la Unión Europea cuando se intentó aprobar este gravamen hace unos meses.

Es por eso que Calviño, en declaraciones a los periodistas, ha asegurado que "es fundamental desarrollar un marco internacional para esta imposición digital" pero, que si el entendimiento no existe, "habrá que hacerlo a nivel europeo y si no nacional". Esto sería una estructura "justa" de imposición digital, según la ministra.

El actual Gobierno contempló el impuesto a nivel nacional en sus Presupuestos Generales del Estado para 2019, rechazados en el Congreso de los Diputados.

Francia y Estados Unidos llegaron a un acuerdo para compensar las diferencias entre la tasa gala y la que se pueda llegar a pactar en la OCDE, estableciendo que si existe variación en el gravamen, el Estado galo deberá devolver a las empresas estadounidenses la disimilitud. Preguntada por si España podría alcanzar un acuerdo similar, la ministra Calviño ha declarado que el Gobierno esperará a ver cómo se desarrolla este pacto para tomar una decisión.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir