Publicidad

Google y FLoC, su alternativa a las cookies, no acaban de convencer a las autoridades europeas: estos son los argumentos en contra

Google y FLoC, su alternativa a las cookies, no acaban de convencer a las autoridades europeas: estos son los argumentos en contra
2 comentarios

Desde el pasado mes, Google está probando en su navegador Chrome su nueva tecnología creada para erradicar las cookies de terceros, obteniendo información de sus usuarios con otro método, a través de FLoC (siglas en inglés de 'Aprendizaje Federado de Cohortes').

La polémica, desde entonces, no ha parado. Mucha de este polémica ha llegado desde empresas. Y las últimas voces al respecto llegan desde países de la Unión Europea que podrían crear un importante escollo para los grandes planes de Google.

Autoridades de Alemania creen que puede ir contra la protección de datos

floc unión europea

Los organismos reguladores de Alemania, Francia, Bélgica e Irlanda están examinando las propuestas de Google con respecto a la legislación que rige en Europa sobre la protección de datos o GDPR de la ciudadanía.

Johannes Caspar, comisario de protección de datos de Hamburgo (Alemania) ha afirmado que "la tecnología FLoC lleva a varias cuestiones relativas a los requisitos legales del GDPR" como que "la implementación de los usuarios de los FLoC podría considerarse un acto de tratamiento de datos personales", lo que requiere que el usuario deba dar su consentimiento y la empresa ofrecer "una información clara y transparente sobre estas operaciones".

En resumen, de acuerdo con el alemán, "Google tiene que asegurarse de que la gente elige activamente utilizar el FLoC en lugar de tener el sistema activado por defecto en Chrome", que es lo que sucede. Además del consentimiento, otro problema que ve Caspar es que puede haber riesgos con la forma en que las cohortes podrían "permitir sacar conclusiones" sobre el comportamiento de navegación de la gente.

Desde Francia creen también que se necesita un consentimiento

Por su parte, un portavoz de la Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL), el organismo regulador de los datos en Francia, dice que desde la entidad están "especialmente atentos" a la tecnología que podría sustituir a las cookies, ya que podría requerir el acceso a la información ya almacenada en los dispositivos de las personas.

La CNIL considera que un sistema de este tipo debería requerir un "consentimiento específico, informado e inequívoco", como hacen las cookies ahora. Cabe recordar que el incumplimiento de estos reglamentos en Europa salen caros. En diciembre de 2020, el regulador francés multó a Google con 120 millones de dólares por no obtener el permiso de los usuarios antes de utilizar las cookies.

En Bélgica ven los problemas en términos de competencia y en Reino Unido la privacidad

En Bélgica lo que está preocupando a los funcionarios, según The Wire, es conocer el grado de competitividad de los futuros sistemas, así como el cumplimiento de las leyes de protección de datos.

En el Reino Unido, la Autoridad de Competencia y Mercados y el regulador de la protección de datos, llevan investigando esta propuesta de Google desde enero.

FLoC y el negocio publicitario de Google

chrome

Hay que recordar que Google ha explicado que FLoC es una API que se centra en cohortes o grupos de usuarios que tienen hábitos de navegación similares. El principio general de esta API es que a los usuarios individuales no podrán ser distinguidos dentro de un grupo, puesto que solo se revela el identificador del cohorte y no del individuo. Y es de esta forma como la empresa puede mantenerse comercializando información de usuarios, a falta de cookies, para su negocio publicitario.

Algunas de las mayores páginas web del mundo han decidido saltarse por completo las pruebas de Google, varias empresas están desarrollando formas de esquivar el sistema y otras hablando sobre llegar a bloquearlo, como Wordpress, del mismo modo que si fuera una amenaza de seguridad.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio