Publicidad

La Generalitat catalana se prepara para regular Airbnb y otros servicios similares

La Generalitat catalana se prepara para regular Airbnb y otros servicios similares
9 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los ingleses lo llaman el efecto del elefante en la habitación: Airbnb es una empresa tan potente que no se puede ignorar, y mucho menos creer que todo se solucionará imponiéndoles multas o poniendo trabas. El consumo colaborativo de hogares y habitaciones para estancias vacacionales avanza, y en la Generalitat de Cataluña van a mover ficha para regularla.

Según el medio catalán Ara, el Consejero de Interior del Govern Felip Puig ha afirmado que se comunicará una decisión al respecto en las próximas semanas. Para él cualquier actividad que fomente el turismo es buena "siempre que sea legal", añadiendo que todo debe regularizarse para que no forme parte de la economía sumergida.

El historial accidentado de Airbnb con las leyes españolas

Hace poco más de un año, Airbnb presumía de haber creado 4.310 puestos de trabajo y generar 128 millones de euros sólo en Barcelona. Eran épocas en las que la compañía se aliaba con otras empresas de consumo colaborativo para convencer a la Genralitat de que se hicieran legales, tal y como ha ocurrido ya en San Francisco.

No funcionó. De hecho, el gobierno catalán multó con 30.000 euros a Airbnb por no cumplir sus normas y por dar sensaciones de "falsa seguridad" a los huéspedes. En Madrid las cosas tampoco cogieron mejor color, con presiones del sector hotelero y la capital obligaba a todos los anfitriones a que las estancias de sus huéspedes fuesen de cinco noches como mínimo.

Puig Trias El consejero de interior de la Generalitat de Cataluña Felip Puig (izquierda), junto al alcalde de Barcelona Xavier Trías.

¿Cómo estamos un año después? Pues la actividad del alquiler vacacional, regulado o no, no deja de subir. Desde la fuente tenemos datos como que en Cataluña hay 40.000 pisos turísticos regularizados, así que no quiero imaginarme la de pisos que no lo están. Sólo en Barcelona hay 9.606 de esos 40.000 pisos, lo que confirma que la Ciudad Condal es un destino turístico de primer orden. La "marca Barcelona" dejó más de 21,4 millones de euros. Y la tasa turística catalana, que cobra de 0,40 a 2,25 euros por cada día de estancia a los turistas que van a la comunidad autónoma dependiendo del hotel o estancia que escojan, ha generado 82,3 millones de euros desde noviembre del 2012.

No cabe duda: el turismo genera mucho dinero en la comunidad catalana, y hay que buscar fórmulas para hacer caber a todo el mundo en los negocios que despierta. Se sabe que esta nueva regulación incluirá modelos de turismo que hasta ahora no figuraban en la ley, así que habrá que estar atentos a los cambios que puede traer. Puede ser malo, puede ser bueno, pero al menos ya se intenta regularizar.

Imágenes | M.Peinado, Xavier Trias
En Genbeta | Mapa interactivo con la actividad de Airbnb alrededor del mundo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir