Netflix no levanta cabeza: 300 personas pierden su empleo en una nueva ola de despidos tras su continua pérdida de suscriptores

Netflix no levanta cabeza: 300 personas pierden su empleo en una nueva ola de despidos tras su continua pérdida de suscriptores
13 comentarios

El pasado mes de abril se reveló que Netflix perdía suscriptores por primera vez en más de una década. Los números del gigante del streaming se están empezando a tambalear de verdad, y si bien hace un tiempo su CEO, Reed Hastings, decía que el sueño era su única competencia, parece que ahora sí que sí tendrán que fijarse bien en el peligroso crecimiento de las demás plataformas de streaming.

Esta bajada incesante de despidos ha ido acompañada desgraciadamente de una nueva oleada de despidos en la compañía. Y es que si bien el pasado mes de mayo la compañía se deshacía de unos 150 trabajadores, esta vez se desprende de otros 300 trabajadores, significando un 4% de toda su plantilla.

Netflix no pasa por su mejor momento

Las cosas se están poniendo feas para la todopoderosa Netflix, sobre todo después de que confirmase que el compartir cuentas se iba a acabar, además de la llegada de los anuncios a la plataforma. Para esto último, parece que la compañía ya está buscando socios publicitarios para su plan más económico, estrategias que no están sentando bien a su masa de abonados.

"Si bien continuamos invirtiendo significativamente en el negocio, hicimos estos ajustes para que nuestros costes crezcan en línea a nuestro crecimiento más lento en ingresos," decía la firma en un comunicado el jueves. Netflix añadía también que continúa contratando a gente en otras áreas.

Aunque Netflix siga siendo la plataforma líder del contenido en streaming con más de 220 millones de usuarios a nivel global, esta crisis, junto al crecimiento de rivales como Disney+ o Prime Video, y las decisiones que han estado tomando últimamente, pueden poner en un grave aprieto a la compañía.

Los usuarios de Netflix también han experimentado una subida de precios en multitud de regiones. La inflación está ahí, y uno de los remedios de los usuarios para ahorrar costes pasa por dejar de pagar servicios de suscripción tales como Netflix.

Según comentan desde la BBC, la compañía espera que su groso de suscriptores siga disminuyendo hasta caer en dos millones durante estos tres meses hasta julio.

Desafortunadamente, los empleados de Netflix no son los únicos afectados en las startups americanas y europeas. Y es que tras la crisis pandémica vivida, las tecnológicas están afrontando de nuevo la realidad.

Temas
Inicio