Una tecnológica rusa despide al 30% de su plantilla amparándose en que una inteligencia artificial los juzgó "improductivos"

Una tecnológica rusa despide al 30% de su plantilla amparándose en que una inteligencia artificial los juzgó "improductivos"
5 comentarios

La compañía rusa Xsolla, dedicada a los servicios de pago en videojuegos, despidió recientemente a 150 empleados (de un total de 500) de manera simultánea. Esto ha generado una gran polémica… no tanto por la reducción de personal en sí misma, sino por la carta que el CEO dedicó a los afectados, y por las razones aducidas para justificar su decisión.

Aleksandr Agapitov, CEO y fundador de la empresa, escribió un email que se terminó filtrando poco después, el pasado 3 de agosto. Muchos usuarios rusos pensaron, en un primer momento, que se trataba de una broma, hasta que los medios locales investigaron y confirmaron su autoría.

Xsolla suele colaborar con compañías como Steam, Twitch, Steam Games o Ubisoft

Te dejamos a continuación la traducción, para que puedas juzgar tú mismo:

"Has recibido este correo electrónico porque mi equipo de big data analizó tu actividad en Jira, Confluence, Gmail, chats, documentos y dashboards, y te equitó como 'empleado no comprometido e improductivo'. En otras palabras, no siempre estabas presente en el lugar de trabajo mientras trabajabas de forma remota.

Muchos estaréis sorprendidos, pero realmente creo que Xsolla no es para vosotros. Así que Nadia y su equipo de atención se han asociado con siete agencias líderes de RRHH, y te ayudaremos a encontrar un buen lugar de trabajo donde puedas ganar más y trabajar aún menos. Sasha te ayudará a conseguir una recomendación, incluída la mía; y Nadia te informará sobre tus derechos.

Una vez más, gracias por tu contribución. Si quieres mantenerte en contacto conmigo, por favor escríbeme una larga carta con todas tus observaciones".

Tras la filtración de la carta —Xsolla ha afirmado estar buscando al responsable de la misma—, Agapitov salió a la palestra para defenderse, alegando que el despido masivo se explica por la reciente bajada del ritmo de crecimiento de la compañía, y amparándose en los despedidos recibirán paquetes de compensación.

"Queremos que todos nuestros empleados piensen diariamente en cómo sus acciones y decisiones afectan el destino y al éxito de la empresa, porque tenemos metas muy ambiciosas en los próximos años".

Para muchos, estas explicaciones no han bastado para empatizar con Xsolla: quizá hubiera ayudado que Agapitov ni hubiese resumido el despido con un tuit que puede traducirse como "¡Mueve el culo o patada en el culo!".

La inteligencia artificial que te despide sin explicaciones

Sin embargo, más allá de las polémicas maneras de la carta, hay otro debate subyacente de mayor calado: el uso del big data y la inteligencia artificial como modo de automatizar decisiones de recursos humanos de las que antes se hacían responsables los propios directivos de las empresas.

Y es que, no hace ni un mes, ya hubo otro caso polémico similar, en este caso protagonizado por Amazon. Varios antiguos trabajadores denunciaron que habían recibido un correo (escrito por una máquina, ya ni siquiera por el CEO) que los ponían de 'patitas en la calle' por no hacer bien su trabajo: todos ellos consideraban que los incidentes que lo motivaron podrían haber sido justificados ante un supervisor humano, pero que no es algo que una máquina esté programada para comprender.

En Amazon, los algoritmos vienen siendo parte fundamental, desde hace unos años, del departamento de recursos humanos: muchos de los despidos por motivos de productividad se deben a su evaluación. Y no, ellos tampoco se abstienen de realizar despidos masivos, como el de los 300 trabajadores que fueron despedidos al mismo tiempo en su centro logístico de Baltimore en 2018.

Temas
Inicio