Compartir
Publicidad
"Nuestras plataformas permiten que personas sin recursos se inventen un trabajo", entrevista a Jose Morales, de Atlassian
Exclusiva

"Nuestras plataformas permiten que personas sin recursos se inventen un trabajo", entrevista a Jose Morales, de Atlassian

Publicidad
Publicidad

Durante esta semana, la empresa Atlassian especializada en software para empresas y desarrolladores ha estado realizando en Barcelona su AtlasCamp. Se trata de una convivencia entre quienes desarrollan sus productos utilizando los servicios de la empresa y los directivos de esta, en la que han presentado varias novedades y realizado diferentes talleres y convivencias.

Hemos estado en el evento, y lo hemos aprovechado para hablar con Jose Morales, director de desarrollo de clientes de Atlassian. Le hemos preguntado sobre cuán concienciada cree que está la sociedad con la importancia de los desarrolladores, pero también sobre las ventajas que puede tener organizar este tipo de eventos, la competencia de su HipChat con Slack, y cual es el futuro en de sus productos.

Entrevista Jose Morales, de Atlassian

A continuación tenéis todas las preguntas que le hemos hicimos a Jose Morales, empezando por las genéricas respecto a su punto de vista sobre cómo vemos el trabajo de los desarrolladores, y metiéndonos después en temas relacionados con sus productos HipChat y JIRA Software.

¿Crees que las personas de a pie son conscientes de la importancia que tienen los desarrolladores en el mundo al que nos dirigimos?

Esto ha cambiado mucho en los últimos años, ya que ahora cada empresa es una empresa de informática. Ya sea un banco o una empresa de calzados, todos están desarrollando software. Por eso creo que los usuarios ahora están mucho más metidos en lo que es el software, porque con el móvil todos los días están bajando aplicaciones e integrándolas para hacer cosas. Se entiende creo que cada día más. Sobre todos los jóvenes, porque ahora viven en Internet y los móviles.

Pero todavía hay mucha gente que no termina de entenderlo... ¿cómo se les podría explicar?

Eso es verdad. Mi tía muchas veces me pregunta qué hago para trabajar. Yo me siento con ella y se lo explico de una vez, y después de media hora explicándoselo ella se lo quiere contar a mi padre, y lo que le dice es que estoy vendiendo piezas para ordenadores. Y no tiene nada que ver, porque no estoy metido en hardware para nada.

Por eso, yo creo que utilizar el ejemplo del móvil para explicárselo al mundo en general es una buena manera. Porque si quieres bajar un juego o una herramienta de cualquier tipo para extender la plataforma que viene con el producto, hay que tener un grupo de gente de desarrollo que estén creando cosas nuevas.

Y una plataforma como el iPhone o un Android permite que mucha otra gente, otras empresas pequeñas puedan hacer otras cosas que no existían antes para hacer ciertas tareas más rápido.

¿Qué beneficios tiene para los desarrolladores encuentros como el AtlasCamp?

Hay muchas cosas que están en Internet, y que podemos leer y aprender cómo se hacen. El beneficio aquí es poder hablarlo directamente con nosotros para hacernos cualquier pregunta, y también el poder hablar con otros desarrolladores y ver cómo ellos desarrollan su software. Así aprendes mucho, y también se hacen unos contactos que pueden ayudarte o hacerte un favor en el futuro.

"Eventos como el AtlasCamp son como una red social"

Lo que estamos haciendo en eventos como el AtlasCamp es algo parecido a una red social, con mucha gente viniendo, conociéndose y ayudándose los unos a los otros.

¿Y qué beneficios tiene para una empresa como Atlassian?

El poder de una plataforma como JIRA Software está en la cantidad de aplicaciones que se desarrollan encima de ella, y no sólo porque se desarrolle en la plataforma, sino porque así es como llega a los clientes. Por eso, nosotros queremos ayudar lo máximo posible para que la gente cree con JIRA aplicaciones interesantes.

Tenemos a socios que desarrollan su producto sobre nuestra plataforma y tienen mil o más clientes. Yo me acuerdo que hace unos años mil clientes era una cosa extraordinaria. Ahora nosotros tenemos cerca de 57.000, y hay varios que tienen un porcentaje muy importante de eso, o sea que nos beneficia a todos.

También queremos que la gente desarrolle encima de nuestra plataforma porque eso hará que los clientes finales la requieran. En muchas ocasiones es nuestra plataforma la que entra primero, pero cada vez más es el socio que tiene una solución específica es el que entra y la acaba llevándola.

Jose Morales

¿Por lo general, qué es lo que suelen pedir las pequeñas empresas que empiezan a acercarse a vuestro producto?

Nosotros lo ponemos muy fácil para que una pequeña empresa adopte nuestro software, y así vaya familiarizándose con él. Tenemos por ejemplo productos como la versión servidores, que son 10 dólares para 10 usuarios, y eso es bastante barato.

El dinero que ganamos con ello va a una empresa sin ánimo de lucro que se llama Room to read, que lo invierte en bibliotecas y cosas para la gente del tercer mundo.

También tenemos otras versiones muy baratas en nuestro software, sobre todo las dirigidas a la nube, que son muy muy fáciles para empezar. Antes te tenías que bajar el software al servidor y configurarlo, y ahora sólo hay que poner los datos en el ordenador y ya está todo en la red. Mucho de este software está creado para equipos pequeños, pero también para las grandes. No obstante tenemos como clientes algunas empresas con miles y miles de usuarios, y también muchas más con entre 10 o 15.

A parte de pesos pesados como Slack, poco a poco van saliendo otros nuevos proyectos que tratan de competir con HipChat en la gestión de equipos. ¿Cómo recibís esta competencia?

La verdad es que nos va muy bien con HipChat, y recibimos bien la competencia. Eso sí, creo que es un mercado muy difícil. Hay empresas como Slack o nosotros a las que nos va muy bien, pero han entrado muchas nuevas empresas en esta rama y pocas acaban pudiendo salir adelante. HipChat y Slack son ya tan grandes que es muy difícil entrar a competir con ellos.

"HipChat y Slack son ya tan grandes que es muy difícil entrar a competir con ellos"

En cualquier caso, ahora que Slack empieza a tener fama a muchos puede parecerles que ellos han desarrollado el mercado desde cero. Antes que ellos ya estaba HipChat, y este tampoco fue el primero porque antes de él teníamos otro producto que se llamaba Campfire, y antes de eso estaba también el IRC. No son productos nuevos, sino la evolución y mejora de conceptos que llevan tiempo con nosotros.

¿Cuales crees que son los mayores beneficios de HipChat para las empresas?

Esto es algo interesante porque muchas veces es difícil de explicar, pero una vez prueban el producto empiezan a pensar cómo podían vivir sin él hasta ahora. De hecho por esa misma razón lo compramos.

Todo empezó un día que llegué a la oficina, y en frente de mi había 10 ingenieros de Bitbucket que no se hablaban entre ellos. Cuando les pregunté me dijeron que estaban usando un programa de chat y cuando entré vi que estaban utilizándolo para compartirlo todo. También lo que pasaba con el código, cuando había un problema entraban en la sala de chat y lo comentaban. Era impresionante y decidimos que teníamos que comprarlo.

E incluso antes de comprarlo, antes de que yo dijera nada, casi la mitad de la empresa ya lo estaba utilizando. Era más rápido y fácil que el e-mail, y mejor que el teléfono. No tienes que dejar de trabajar, sólo mirar la sala y ver lo que ha pasado y se ha comentado. Para mi es esencial, lo uso todo el día y lo uso más que ninguna otra de nuestras plataformas.

¿Y cuales son las cosas que crees que aún se pueden mejorar?

La verdad es que muchas. Estamos invirtiendo bastante en mejorarlo, por ejemplo, con más herramientas de vídeo que vamos a sacar en el futuro. Ya tenemos algunas, pero las vamos a mejorar para ponerlas a la par de las fotográficas. También queremos que funcione más rápido, que conecte más rápido, seguir mejorando también la aplicación móvil.

Aunque en lo que estamos centrados ahora es en la API para nuestros socios. Porque la verdad es que HipChat, más que sólo charlar, es también para ver los mensajes de los sistemas. Esos sistemas pueden ser para ingenieros o para negocios. Otra de las cosas en las que estamos trabajando en la API es el poder ir al chat y desde su pantalla hacer cada vez más cosas y acciones en la misma aplicación y sin perder el contexto.

¿Y hasta qué punto es bueno acabar con la competencia de terceros ofreciéndolo todo en una misma solución? ¿Crees que esto pueda ser contraproducente en el futuro?

Puede ser, pero también es verdad que las plataformas centralizadas han ayudado a crear negocios, como por ejemplo la plataforma de Windows o el iPhone. Estas han ayudado a crear empresas muy grandes, y les ha ayudado a llegar lejos más rápido y de una manera distinta.

Antes vender software para empresa era complicado, tenías que invertir mucho en marketing y para arrancar. Y ahora, con plataformas como HipChat o JIRA a través del Marketplace es más fácil empezar poniendo una pequeña aplicación a la venta e ir subiendo desde ahí.

Durante la Keynote habéis insistido en que la tendencia es ir a la nube, ¿pero qué pasa con todas esas pequeñas y grandes empresas que siguen apostando por los servidores físicos?

Lo que yo veo es que son sobre todo las empresas grades las que necesitan servidores físicos, aunque cada vez más de ellas, y sobre todo las empresas pequeñas, apuestan por la nube. Porque se acostumbran, pueden empezar más rápido y no tienen que hacer todo el mantenimiento de los sistemas como antes.

Nosotros vamos a seguir con la versión para servidores durante mucho tiempo, aunque más y más de nuestros clientes quieren estar en la nube porque es más rápido y barato. Es la tendencia. En cualquier caso no hay que preocuparse, porque vamos a seguir invirtiendo en software para los servidores.

Y para terminar, ¿cual es el mensaje que queréis transmitirle con este evento a esos usuarios y desarrolladores que no se han decidido a utilizar plataformas como las vuestras?

Más que decir yo lo que haría es poner ejemplos. Tenemos por ejemplo un desarrollador que empezó creando aplicaciones para JIRA y Confluence porque le apetecía. Empezó a crearlas hace seis o siete años, y las difundía gratis a todo el mundo. Entonces llegó el día en el que lanzamos el Marketplace y empezó a venderlos. Se dio cuenta de que le iba bien, o sea que dejó su trabajo y ahora se dedica a tiempo completo a esto formando parte de un gran grupo.

Ha desarrollado su negocios desde cero, y también hay otros ejemplos como las consultorías que empezaron con una persona apoyando a una empresa, y poco a poco van contactando con más personas y clientes y creciendo. Creo que plataformas como la nuestra permiten que personas sin muchos recursos puedan empezar a inventarse un trabajo.

En Genbeta | JIRA y HipChat se renuevan, y Atlassian pone el foco en la confluencia, móviles y la nube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio