Compartir
Publicidad

¿Ha defraudado Tweetbot a sus compradores?

¿Ha defraudado Tweetbot a sus compradores?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Genbeta ya hemos hablado alguna vez de Tweetbot. Los que estéis cerca del mundo Apple lo conoceréis: es uno de los mejores clientes de Twitter (si no el mejor) para OS X y iOS. Salió en 2011 para el iPhone, y para muchos sus desarrolladores lo están descuidando.

Desde luego, cada usuario tiene derecho a estar decepcionado o no por el dinero que pagó. Es cierto que el ritmo de actualizaciones no es el más rápido de todos (por ejemplo, la versión de iPad todavía no está adaptada a iOS 7), pero por otra parte no es algo fuera de lo normal para un cliente desarrollado por una empresa, Tapbots, con sólo un diseñador y un desarrollador y con más aplicaciones a sus espaldas.

¿Por qué actualizar tanto? El ritmo frenético de Internet

Poco a poco, Internet nos ha ido acostumbrando a que las cosas cambian rápido. Ahora mismo, la mitad de las páginas que usas cambian de un día para otro. Por ejemplo, dos veces al día se actualiza el código de Facebook. En las aplicaciones móviles es más difícil por las restricciones de las tiendas, pero desde luego llevan un ritmo muchísimo más rápido del de otras aplicaciones de escritorio. Incluso los fabricantes de sistemas operativos, una de las piezas más complejas de software que te puedas encontrar, están acelerando considerablemente sus ciclos.

Quizás no pasa nada si una aplicación no recibe actualizaciones, mientras siga funcionado bien.

Por supuesto, eso no es malo. Es mejor tener diez actualizaciones pequeñas que una enorme: reaccionas más rápido a lo que piden los usuarios, tardas menos en hacer las pruebas y evitas que aparezcan todos los problemas a la vez. La cuestión es que a veces eso lleva a actualizar por actualizar, el cambio sólo porque sí. Una mentalidad que aparece más en usuarios que en desarrolladores - de los últimos, pondría como ejemplo la división de Foursquare que ni parece tener mucho sentido ni gusta a los usuarios.

Así, una aplicación como Tweetbot, que apenas ha cambiado desde el lanzamiento en Mac, por ejemplo, se ve como una aplicación descuidada. Incluso a pesar de que a la aplicación no le falte prácticamente de nada y siga siendo igual de útil.

También está, por otra parte, la idea de que mantener ese ritmo de actualizaciones es fácil porque los grandes (Facebook, Google, Twitter...) lo hacen. Muchas veces no nos damos cuenta de que quien está detrás de una aplicación es sólo una o dos personas, que igual tienen otro trabajo o que quizás no son capaces (ya sea por herramientas, conocimientos, experiencia, etc) de mantener un ritmo alto y regular en sus creaciones.

"Pero yo he pagado X"

tweetbot_for_twitter.png

Sí, la licencia de Tweetbot no es barata precisamente. En OS X cuesta 20 dólares, un tema casi puramente económico - Tapbots no puede vender muchas licencias de su cliente por las restricciones de Twitter. En iOS cuesta 5 dólares, aunque hay que tener en cuenta que los que tenían Tweetbot 2 tuvieron que pagar de nuevo cuando salió Tweetbot 3. Por un lado, sobre si la licencia es muy cara o si está bien o mal cobrar por una gran actualización ya hablamos en su momento, reflexionando sobre lo que valoramos el software.

Pero aparte de eso: ¿por qué pagaste la licencia de Tweetbot? ¿Pagaste por actualizaciones o por un cliente de Twitter que funcionase? A mí, personalmente, no me importa si Tweetbot se actualiza constantemente con nuevas características. Me importa que sea un buen cliente de Twitter, y en eso no me ha defraudado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos