Publicidad

Las mejores aplicaciones gratis para editar vídeos en Windows
Multimedia

Las mejores aplicaciones gratis para editar vídeos en Windows

Publicidad

Publicidad

Tanto si sólo quieres añadir música de fondo a tus vídeos de cumpleaños o, por el contrario, sueñas con un futuro de éxito como youtuber, en algún momento tendrás que plantearte con qué editor de vídeo quieres trabajar.

Y si esta es tu primera incursión en este ámbito (o si, sencillamente, tu presupuesto es limitado) seguro que prefieres echar un vistazo a las mejores alternativas gratuitas antes de plantearte la compra de software profesional como Adobe Premiere y similares.

OpenShot

Openshot

OpenShot es un editor de vídeo de código abierto, que podemos encontrar disponible para los principales sistemas operativos de escritorio.

Es una opción perfecta para las necesidades de la mayoría de los usuarios, facilitando enormemente tareas como cambiar el tamaño de los clips, escalarlos, recortarlos y rotarlos, además de insertar títulos de crédito en movimiento o insertar pistas de audio.

Una de las grandes ventajas que ofrece con respecto a las versiones gratuitas de programas de pago es que OpenShot no tiene 'capada' la posibilidad de trabajar con vídeos de alta definición (1080p o 4K).

Si nunca lo has usado y temes verte algo perdido, tranquilo: la primera vez que lo inicies te ofrecerá seguir un tutorial introductorio.

VideoPad Video Editor

Videopad

VideoPad es una alternativa muy completa si lo que andas buscando es un modo rápido y sencillo de editar vídeos caseros, con sólo arrastrar y soltar en la línea de tiempo de la interfaz los archivos de imagen y vídeo.

Facilita también la aplicación de transiciones y efectos visuales (incluye más de 50), todas ellas con plantillas predeterminadas que podremos modificar.

Nos permite olvidarnos de conceptos como 'resolución o 'renderización': lo que nos ofrece son opciones en base a qué uso queremos darle al vídeo (subirlo a YouTube, grabarlo en un DVD, visualizarlo en un dispositivo móvil) para convertirlo automáticamente al formato más adecuado.

VideoPad es un programa de pago... pero podremos usarlo gratuitamente si no es con fines comerciales.

Video Editor

Ya, 'Video Editor' es un nombre tremendamente genérico y carente de todo carisma. Pese a ello, este programa casi desconocido está instalado en millones de PCs de todo el mundo, puesto que viene integrado en Windows 10 (y es heredero del mítico Windows Movie Maker).

Pese a ser un buen editor que permite hacer muchas cosas al estilo de su querido antecesor, Microsoft parece decidido a ocultarlo: sólo se puede abrir desde la barra de herramientas del programa "Fotos", el visualizador de imágenes por defecto.

Permite arrastrar y soltar clips multimedia, dividor y rotar clips, añadir fácilmente música de fondo, cambiar la velocidad de reproducción e insertar efectos 3D, entre otras muchas cosas. También permite duplicar los proyectos de vídeo y sincronizarlos mediante OneDrive.

Windows Movie Maker

La (solvente) opción para nostálgicos: Sí, te acabamos de decir que Video Editor es el sucesor del ya fallecido Windows Movie Maker. Pero quizá este último no esté tan muerto como dicen: aún es posible descargarlo e instalarlo, incluso en Windows 10.

IvsEdits

Ivsedits

IvsEdits es un editor de vídeo no lineal muy flexible, que permite editar vídeos con calidad profesional siempre y cuenta dediquemos un esfuerzo para hacernos con su interfaz y funciones.

Destaca por ser capaz de trabajar con resoluciones 4K, y nos facilita la captura de vídeo y audio en vivo (a partir de webcam, micrófono, etc) para añadir los clips al proyecto con el que estemos trabajando.

Es un software de pago, pero su versión gratuita tiene sorprendentemente pocas limitaciones, por lo que sólo tendremos que registrarnos si queremos optar por IvsEdits para nuestros proyectos.

Kdenlive

Kdenlive

Kdenlive es un editor de código abierto, que durante mucho tiempo sólo ha estado disponible en Linux y BSD. Ahora, los usuarios de Windows también tienen acceso a este gran software, que se adapta a todos los usos, desde los más básicos hasta los más profesionales.

De hecho, la interfaz ofrece varios 'temas', que permiten ajustarla mejor a nuestro flujo de trabajo. También nos permite personalizar las atajos de teclado.

Gracias a su edición de vídeo multipista, podremos usar varios canales de vídeo y audio de manera simultánea, organizándolos (y silenciándolos) según necesitemos. Luego le podremos aplicar alguna de las varias docenas de efectos y transiciones que incluye el programa.

Cuenta con una interesante función llamada "edición proxy", que nos permite trabajar en otros equipos editando copias de baja resolución de nuestros clips: al volver a nuestro PC, el trabajo realizado se renderizará a resolución completa.

Y, gracias a que está basado en las librerías FFMpeg, Kdenlive nos permite trabajar con casi cualquier formato de audio y vídeo sin obligarnos a recodificarlo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios