Compartir
Publicidad
Publicidad

Safari 4, sufriendo su rediseño

Safari 4, sufriendo su rediseño
Guardar
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde el punto de vista de un usuario que lo ha venido probando intensivamente desde su salida, puedo decir con seguridad que la interfaz de Safari 4 es la menos intuitiva de todos los navegadores que tengo instalados, y la que peor distribuye los elementos básicos de navegación. Todo viene del amplio rediseño que intentaron en la beta, moviendo la barra de pestañas arriba del todo al más puro estilo Google Chrome.

Ese cambio te podía gustar más o menos: por un lado, ahorras espacio, por el otro, choca al principio y no parece tan intuitivo como el diseño de Chrome. De cualquier manera, con el uso te acostumbrabas sin mayores problemas. Además, existían comandos que podías ejecutar para volver a poner la barra de pestañas “en su sitio”, lo que hacía pensar que iban a añadirlo como una opción.

En la versión final, esa barra volvió a la posición original y las opciones ocultas se quitaron. Mal por mi parte, que ya me había acostumbrado, pero no suponía mucho problema. Los problemas vienen de los otros cambios que sí hicieron y que, al igual que con las pestañas, quitaron las opciones de revertirlos. Personalmente, y tras probar día a día que no me acostumbro, me molestan muchísimo la distribución de sus botones. ¿De dónde viene la manía de darle personalidad propia a todos y cada uno de los botones?

El primero es el de refrescar la página. Pésima posición, a la derecha de la barra, más pequeño de lo que debería y encima no resalta lo suficiente. Resumiendo, lejos del resto de botones y difícil de usar. No sé vosotros, pero junto al botón “atrás” es el que más uso, y me repatea sobremanera. ¿En serio le da Apple más importancia al botón de RSS que al de recargar página? Lo peor es que en la beta había una opción oculta que revertía este cambio… y que ahora no está, así que para ellos es trivial añadir esa opción.

Cargando... dos colores, ninguna información útil

Además, la barra de progreso se ha integrado en el botón, perdiendo la posibilidad de saber cuánto lleva y cuánto le queda. Esto antes se integraba en la barra, que cambiaba su fondo por uno azul indicando el porcentaje de la carga. Ahora pierdes esa ayuda visual pero, eso sí, puedes hacer click en ese botón para parar la carga de la página. Esto lo comento por si alguien no lo sabe, ya que es todo menos intuitivo.

El otro cambio es la pésima implementación del botón de nueva pestaña. Igual que antes: lejos del resto de botones, pequeño y apenas distinguible del fondo. Aquí Apple puede fusilar una implementación muy buena haciéndome feliz: la de Firefox 3.5. A simple vista es lo mismo pero a la izquierda, pero tiene una diferencia fundamental: puedes hacer click en el espacio libre de la barra de tareas y se abrirá una pestaña.

Firefox 3.5 sí lo hace bien

Así, tenemos un botón de muchísimos píxeles de ancho que facilita esta tarea y que no molesta (¿para qué hacer click en la barra de pestañas?). La alternativa en Safari y el resto de navegadores es hacer doble click en la misma barra, pero me sigue pareciendo una chapuza teniendo en cuenta que se puede hacer bien.

Safari lo hace mal

Por último, el tercer botón odioso es el de añadir una página a favoritos, que sigue otro tratamiento especial copiando directamente a Google Chrome. ¿Por qué tiene que ser diferente al resto? No lo entiendo, y dado que es algo que se usa ocasionalmente, podría haber copiado otra vez a Firefox y ponerlo con el botón RSS. La regla de estos botones debería haber sido: función principal, botón grande; función secundario, botón pequeño. Y no al revés.

Por suerte esto sí que se puede arreglar. Haz click derecho en la barra de herramientas y elige Personalizar. Arrastra el botón añadir favorito de la paleta a la barra de herramientas, y automáticamente se desprenderá de la barra de direcciones. Si no lo vas a usar, vuelve a arrastar ese botón a la paleta, y ya no aparecerá en ningún sitio. Intuitivo proceso, ¿no?

Todo esto se puede evitar con el uso del teclado (Cmd+R/Ctrl+R y Cmd+T/Ctrl+T), pero hay veces que no me apetece usar el teclado y este pésimo diseño me chafa la navegación. Y sí, son chorradas, pero desesperantes en un programa que se usa horas y horas.

Por favor, señores de Apple: ¡dejad de cambiar la posición de los botones porque sí! No sé qué grupo de usuarios habéis elegido para probar estos cambios, pero habéis fallado en la interfaz de un navegador que, por otro lado, es ligero, potente y estable (por eso es mi segundo navegador).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos