VPN gratis: en cuáles puedes confiar y en cuáles no
A fondo

VPN gratis: en cuáles puedes confiar y en cuáles no

El concepto de 'VPN gratuita' provoca resquemor y escepticismo en muchos usuarios, y esto es algo ciertamente comprensible: muchas de ellas no dan lo que prometen, proporcionando una protección de la privacidad del usuario ciertamente insuficiente. O una limitación arbitraria de la velocidad o del número de servidores disponibles. Al fin y al cabo, si no pagas nada, no te deben nada…

…aunque peor es cuando no pagas nada y, como contraprestación, tú mismo te conviertes en el producto: en varios casos, esta clase de servicios han hecho gala de prácticas poco éticas, cuando no directamente maliciosas. Incluso cuando estas VPN pertenecen a grandes compañías. Dado que pones todo tu tráfico web, desencriptado y legible, en sus manos, confiar en la primera VPN que se cruce en tu camino es potencialmente desastroso.

Muchos aún recordamos el escándalo que supuso el descubrimiento de que la por aquel entonces muy popular y gratuita VPN Hola, que utilizaba el gancho de poder acceder a contenidos restringidos geográficamente, hacía uso de nuestro ancho de banda para que lo utilizaran los usuarios de Luminati, su VPN de pago. Todo saltó por los aires cuando este segundo servicio fue usado para construir una botnet y lanzar un ataque DDoS. Cuidado, porque Hola sigue en activo aún hoy.

Un vistazo a…
Cómo mejorar la SEGURIDAD EN INTERNET: VPN, DNS y páginas con HTTPS

Hay buenas opciones, sólo tienes que informarte

Sin embargo, ciertamente existen servicios VPN que, ya sea por lo acreditado de su trayectoria, ya sea por haber estado dispuestos a someterse a auditorías externas, pueden alejar de nosotros la desconfianza y decidirnos a apostar por ellas, incluso si su rendimiento no alcanza el nivel de algunas opciones de pago.

Tanto si apuestas por una de nuestras recomendaciones, como si te decides a probar otra opción, debes hacerte una serie de preguntas antes de ponerte a navegar con cualquier VPN gratuita:

  • ¿Cuál es su modelo de negocio? Comprueba qué empresa lo desarrolla y analiza cuál es su reputación, y cómo funcionan otros productos que ofrezca. Además, tienes que valorar cómo rentabiliza concretamente esa compañía su VPN gratuito: ¿para atraer usuarios a otros servicios? ¿para vender tus datos?

  • ¿Qué funcionalidad me ofrece? Documéntate bien acerca de qué limitaciones te impone cada software VPN que pienses en instalar en tu equipo: tiene que tener claro a qué renuncias al optar por ese servicio y no por uno de pago. Y, por el contrario, asegúrate de qué otros servicios o funcionalidades viene dotado al margen de la tunelización del tráfico online.

  • ¿Qué datos recopila? La sección de Términos y Condiciones de las páginas web, y/o los acuerdos de licencia de los instaladores del software (eso que siempre pasamos de largo con 'clic en Aceptar') pueden dar pistas al respecto: suelen ser textos legales que incitan poco a la lectura, pero nunca está de más echarles un ojo. Además, cuánta mayor sea la privacidad que proporcione el registro en el servicio, mayor preocupación por la privacidad indicará.

Sabiendo eso, procedamos a hacer algunas sugerencias:

ProtonVPN

Protonvpn

Antes de dedicarse a desarrollar un software VPN, Proton ya era el proveedor del reputado servicio de correo seguro ProtonMail, fundado en 2013 por tres ingenieros del CERN (los del colisionador de hadrones) tras las filtraciones de Edward Snowden. Su sede está en Suiza para evitar estar bajo la jurisdicción de EE.UU. y/o la Unión Europea, más invasiva de la privacidad.

Centrándonos ya en la versión gratuita de su servicio VPN, es una de las mejor valoradas por los usuarios desde su lanzamiento: sin limitación de cantidad de datos (algo muy raro cuando hablamos de servicios gratuitos), con una velocidad bastante aceptable (aunque variable, pues prioriza a sus usuarios de pago) y ayuda a preservar la privacidad al no requerir de inicio de sesión.

¿Las malas noticias? Que sólo ofrece tres ubicaciones para sus servidores (Japón, Estados Unidos y Países Bajos), que tiene bloqueadas las descargas P2P y que sólo permite utilizar un dispositivo cada vez.

Hide.me

Hide.me ya es conocido entre los usuarios de proxies web (que no, no son lo mismo que una VPN), pero ofrece también VPN de pago y gratuita. Esta última opción cuenta con varias restricciones: sólo 5 ubicaciones de un total de 50, sólo un dispositivo conectado a la vez, y una limitación de 10 GB de datos al mes (hace no mucho era sólo de 2 GB).

¿Lo bueno? Que no limita la velocidad a los usuarios gratuitos (aunque, aún así, es menor que la de Proton VPN, por ejemplo), y que promete no almacenar registros de datos personales.

Windscribe

La opción de pago de Windscribe es una de las más populares en su campo… y con la gratuita pasa tres cuartos de lo mismo. Ambas comparten las mismas políticas de privacidad, lo que ya es algo positivo. La velocidad de conexión es algo inestable, pero permite 10 GB de datos mensuales, hasta 10 ubicaciones para sus servidores, y no almacena registros de datos personales. Al contrario que las otras alternativas de este listado, añade a su funcionalidad VPN un bloqueador de anuncios y un cortafuegos.

TunnelBear

Tunnel

Otro de los clásicos del mundo de las VPN gratis, TunnelBear pertenece a una gran compañía muy conocida entre los fans de la ciberseguridad: McAfee. Hace un tiempo no estaba disponible en España, pero eso ya ha cambiado —obviamente, si no, no lo estaríamos recomendando—.

Cuenta, eso sí, con una gran y obvia limitación, la del número de MB (sí, MB, no 'GB') mensuales: sólo 500, lo que lo convierte en una opción para usos puntuales o para usuarios con uso poco intensivo de la Red.

Ofrece varios servidores repartidos por 6 países, una velocidad media bastante alta, una gran facilidad de uso y la función Vigilant Mode, que permite bloquear automáticamente cualquier contenido sospechoso si detecta que hemos perdido, aunque sea puntualmente, la protección de la conexión VPN.

WARP

Warp

Los propietarios de WARP son Cloudflare, uno de los mayores proveedores de infraestructura cloud en todo Internet, y los responsables de un popularísimo y recomendado servicio de DNS gratuito: 1.1.1.1.. De hecho, podemos usar su app para usar únicamente este servicio, sin llegar a activar la VPN.

Se centra en ocultar muy eficientemente nuestras conexiones (cifrando tanto los datos como las peticiones DNS) ante nuestro proveedor de Internet o ante cualquier que pueda estar 'espiando', pero, por el contrario, no sirve para ocultar protecciones IP ni para acceder a contenidos con bloqueos geográficos. Es tremendamente fácil de usar y no tiene ninguna complicación establecer excepciones para que ciertas aplicaciones no tunelicen su tráfico a través de la VPN.

Imagen | www.comparitech.com/

Temas
Inicio
Inicio