Compartir
Publicidad
Publicidad

El relator de la ONU sobre torturas exige explicaciones a EE.UU sobre el trato en prisión a Bradley Manning

El relator de la ONU sobre torturas exige explicaciones a EE.UU sobre el trato en prisión a Bradley Manning
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El analista de inteligencia del ejército de los EE.UU, Bradley Manning, ha permanecido confinado en una celda minúscula 220 días consecutivos y durante 23 horas al día. En su única hora libre se le permite andar pero no correr. Cuando suena la alarma a las cinco de la madrugada, el soldado ha de permanecer desnudo y visible frente a la puerta de su celda. Ahora también se le obliga a dormir desnudo mientras una cámara le vigila...

El acoso ha ido tan lejos que un relator especial de las Naciones Unidas sobre torturas ha presentado ante el Departamento de Estado norteamericano una solicitud formal para conocer los detalles sobre el trato que recibe Bradley Manning en la prisión militar de Quantico. "¿Esto es Quantico o Abu Ghraib?", se ha preguntado, por su parte, el congresista demócrata y ex candidado presidencial Dennis Kucinich.

Según Kucinich, el total aislamiento durante 23 horas al día y el hecho de ser obligado a permanecer desnudo en su celda podría considerarse como "trato cruel e inusual" y constituir una "posible violación del derecho internacional":

Tras las primeras alegaciones sobre malos tratos, pedí que me dejaran verle para poder comprobar por mí mismo las condiciones de su confinamiento.

"Mi petición no se puede demorar más", alega el congesista demócrata, que acusa a los responsables de la prisión de Quantico de violar el Manual de Campo del Ejército de Tierra.

Kucinich recuerda que Manning "no ha sido encontrado aún culpable de ningún delito". El congresista recalca que en el Manual del Ejército de Tierra se prohíbe taxativamente "forzar a estar desnudos, a cometer actos sexuales o a posar de una manera sexual" a los prisioneros. Claro que Manning es el responsable de que haya pruebas sobre todos esos abusos del ejército de los EE.UU o de los vuelos que llevan el dinero de la droga a los Emiratos Árabes Unidos, Dubai para ser más precisos, con la permisividad de El Pentágono.

Por eso resulta muy inquietante que El Pentágono después de aplicar un tratamiento que según varias comisiones formadas por juristas y cargos de la administración incita al suicidio del preso, ahora se endurezca las condiciones de Manning con la excusa de evitar el "riesgo de suicidio" obligándole a dormir desnudo para que "no se asfixie con su propia ropa (o incluso con los elásticos de sus calzoncillos)".

El abogado de Manning ha calificado de indigno y falso este argumento y de "inexcusable y humillante" el tratamiento que está sufriendo su cliente y más cuando el psiquiatra de la prisión ha determinado que Manning no está en riesgo de suicidio.

El tratamiento que sufre el soldado Manning formaría parte esencial del clima de miedo e intimidación que estas condiciones inhumanas tienen la intención de crear pero sobre todo de la aniquilación del testigo más incómodo para convertirlo en un "vegetal" o forzar algún tipo de inculpación contra sí mismo o contra Julian Assange. Cuentan desde Londres los que siguen luchando para que el gobierno británico "haga algo" pues la madre de Manning es ciudadana británica y él se mudó a Gales cuando sus padres se separaron.

Alison Harvey, directora de la Asociación de Abogados sobre Inmigración en Londres, no tiene dudas: Bradley Manning es un ciudadano británico. Por eso Amnistía Internacional ha advertido al gobierno de Cameron de su eventual responsabilidad al no prestar ayuda ni interesarse por el caso.

Por su parte, el amigo de Manning, el programador del MIT David House, que ha podido ver al preso en la hora semanal en la que está autorizado a recibir visitas que "Manning está en un estado catatónico...

Han convertido a un joven brillante e inteligente en alguien con el que es difícil mantener una conversación.

Cuenta David House, extrechamente vigilado y acosado por el FBI, que cuando le contó a Manning lo que estaba pasando en Túnez, Egipto y otros países éste se mostró optimista y con ganas de hablar. Fue la última vez. Desde entonces la presión ha ido a más. Las autoridades que han tolerado la corrupción o se han beneficiado de ella siguen sin ser procesados. Los responsables de las torturas y asesinatos esperan una medalla. Los políticos leales al Pentágono: tu voto.

Más Información | bradleymanning.org En Nación Red | Bradley Manning, ¿torturado?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos