Compartir
Publicidad
Publicidad

La Fiscalía sueca consigue la orden de detención internacional contra Julian Assange

La Fiscalía sueca consigue la orden de detención internacional contra Julian Assange
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El abogado del fundador de WikiLeaks, Mark Stephens ha calificado de absolutamente falsas y carentes de fundamento las acusaciones contra Julian Assange. Desde su oficina de Londres, Stephens insiste en la inocencia de su defendido, que se enfrenta ahora a una orden de arresto emitida por Suecia y no está del todo claro si la ha recibido la INTERPOL, la espada de Damocles que quieren hacer pender de manera permanente sobre el hombre que ha descifrado la clave oculta del poder.

Todo después de que ayer - no el jueves - se aceptase por fin la solicitud de la fiscalía sueca, dependiente del gobierno, primero de arresto (el jueves) después, parece ser, pues las noticias son muy confusas, no de petición expresa a la INTERPOL, el tribunal no la emitió, pero es igual se aplica Schengen y ya está.

La Fiscalía sueca imputa al australiano, la figura visible de WikiLeaks, delitos de violación y acoso sexual de dos mujeres, cargos que ha negado Assange pero saldrá alguno más. Estos dos ya se cerraron por faltas de pruebas y renuncia a proseguir con la denuncias por parte de las dos presuntas víctimas. Según Stephens, no existía la más mínima evidencia que avalase la acusación, pues en un caso se trató de una "relación sexual consentida", subrayó el letrado tras recordar que su cliente siempre se mostró dispuesto a declarar, pero nunca jamás por extraño que resulte se le citó.

Cuando quería acudir se cerraba el caso e incluso se le pedía disculpas. Cuando abandonó Suecia una de las denunciantes apeló la sentencia que exculpaba completamente a Assange. Entonces la Fiscalía solicitó una orden de arresto "por no haber podido interrogar" al australiano (?).

Siempre la extraña actuación de una fiscal - dependiente del gobierno - en lo que es un clamor que denuncia la permanente instrumentalización política, con una u otra fiscal, del "caso Assange" en Suecia hasta extremos inquietantes.

Los fieles a Julian Assange en Suecia aseguran que cuando la fiscal Marianne Ny alega "una y otra vez" que pidió una orden judicial para arrestar a Assange porque "hasta ahora no hemos sido capaces de reunirnos con él para un interrogatorio", miente, manipula, lo hace en sede gubernamental y además lo hace "una y otra vez". Hecho gravísimo que también denuncia desde Londres la defensa de Assange.

Mi cliente se ofreció a ser interrogado y a firmar una declaración jurada, ofertas igualmente rechazadas por la fiscalía.

Por su parte, el representante legal de Julian Assange en Estocolmo, Bjorn Hurtig, declaró a la prensa que apelará esa decisión, sin ofrecer detalles del paradero de Assange, al que se supone en Londres. Bjorn Hurtig desde Suecia insiste en que "ni el Ministerio Público ni el tribunal de distrito de Estocolmo aportaron datos concretos sobre el supuesto delito.

Hurtig explica que la decisión judicial es devastadora para su defendido y supone su cuestionamiento permanente a través de una campaña infernal y una extraña chapuza "judicial" (o política) de la que es la mejor prueba que su nombre ya aparece vinculado al término "violación", además de conseguir presentarlo como un fugitivo de la justicia por este asunto, cuando se ofreció a declarar.

Según un experto de la inteligencia militar “se están siguiendo las instrucciones del manual de inteligencia". Pocos lo dudan, como pocos dudan que el objetivo o final del viaje que se le prepara a Assange tiene un final en EE.UU.

El abogado sueco del "fugitivo" de WikiLeaks va mucho más allá y expresa también "desde el punto de vista personal" que las acusaciones contra su defendido son una falsedad. Dicho esto, apuntó de manera directa al gobierno de su país y a las presiones de la Casa Blanca para "eliminar" a Julian Assange. Y es que WikiLeaks y su fundador no tienen dudas de ser el blanco de una tenaz persecución del Pentágono y de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, que estarían detrás de una campaña para desprestigiarle y "sacarlo de la pista" en frase de un ex agente de inteligencia que muestra su convencimiento de que el cambio de estrategia del australiano ha desconcertado a los gobiernos occidentales.

Un cambio que no ha sido percibido pero que no sería otro que el de estar filtrando información muy valiosa, tiene para dar y tomar, a medios o periodistas y colaboradores leales de todo el mundo sin pasar por su web ni buscar protagonismo alguno. Hace unos días, ayer mismo, hoy, mañana. El lunes también. Están en los periódicos desangrando la credibilidad del poder y haciendo a ver a los lectores de esos países que nada es como parece y que las cloacas prevalecen.

Precisamente ayer, horas después de la petición fiscal de arresto internacional contra el fundador de WikiLeaks, se ha sabido que el gobierno sueco fue informado por el Departamento de Estado de las labores de espionaje que realizaba una unidad especial desde la embajada de Estados Unidos en Estocolmo.

La Fiscalía sueca se ha negado siempre a investigar las denuncias que de una u otra forma ya habían salido a la superficie. Incluso cuando hace una semana y media se conocía que en los registros almacenados por el epionaje estadounidense con base en Suecia incluían listados de miles y miles de ciudadanos suecos con detalles como el color de su piel, raza, color de pelo... aún así la Fiscalía miró para otro lado.

Ahora después de una semana de silencio la prensa "seria" ya ha publicado - poco estará en los titulares - la noticia sobre la existencia de documentos que prueban que EE.UU informó al gobierno sueco de sus labores de espionaje al parecer masivo e indiscriminado en Suecia (y también el resto de países nórdicos). Era parte del "trabajo" de una unidad especial que operaba desde el corazón de Estocolmo con conocimiento gubernamental desde... el año 2002.

Los grupos especiales de la SDU (Surveillance Detection Unit) incorporan los datos sensibles en SIMAS (Security Incident Management Analysis System) al que acceden la CIA y el FBI. Según adelantaron algunos medios suecos hace una semana y media entre la información registrada habría fotografías e informes sobre los asistentes a las manifestaciones del 1 de mayo y festivales alternativos. Periodistas suecos reconocen estar soprendidos por el escaso eco internacional de la noticia. Aunque afirman que en su país también se silenciará. La Fiscalía sueca mira para otro lado. La orden de detención de Assange, que exige la embajada desde la que se espía a ciudadanos suecos, era más importante que su detención. A Assange no lo han querido interrogar cuando estaba en Suecia. Peculiar.

En Nación Red | Daniel Ellsberg: "La vida de Julian Assange, fundador de WikiLeaks, está en peligro"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos