Compartir
Publicidad

La reunión secreta de las 'telecos' en Venecia

La reunión secreta de las 'telecos' en Venecia
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
El lunes de la semana pasada, 11 de julio, se reunieron en Venecia los presidentes de los cinco principales grupos de telecomunicaciones de Europa: César Alierta (Telefónica), Vittorio Colao (Vodafone), Stéphane Richard (France Télecom), René Obermans (Deustche Telekom) y Franco Bernabé (Telecom Italia). No era la primera reunión que mantenían. Desde hace algún tiempo lo vienen haciendo en secreto en distintos lugares sin una periodicidad fija y con conocimiento de la comisaria de la Agenda Digital, Neelie Kroes, a la que cuentan lo que allí tratan y deciden para evitar que les acusen de oligopolio.

Lo contaba ayer el salmón dominical del diario El País y no es fácil saber si en la referencia a una informada Neelie Kroes hay cierta ironía. En lo formal, más bien parece que en aras de la transparencia se lo deberían contar a Joaquín Almunia, comisario de la Competencia.

Lo que está claro es que la jurisprudencia europea sobre la violación de las normas de la competencia y un mínimo sentido de la estética debería bastar para eludir el secretismo en las reuniones del G5 aunque los tribunales no incluyan el día de mañana la reunión veneciana en una setencia-tipo de esas que parecen siempre la misma: "Se reunieron e intercambiaron información... con el objeto de alcanzar un acuerdo que afectaba a la competencia". "Hay evidencias de que llegaron a presionar y boicotear a quienes se mostraron dispuestos a sustraerse a la disciplina del cártel". "Se habrían intercambiado informaciones confidenciales sobre sus abonados y el número de clientes conseguidos y dados de baja".

El G5 arrastra la "culpa" de su indudable ligazón al poder político, alejado de un sano planteamiento de mercado. Más de la mitad son empresas semiprivatizas. Telecom Italia, Deustche Telekom y France Télecom (Orange) siguen estando participadas por el Estado y presididas por el dedazo palaciego o gubernamental, según el turno electoral.

La reunión veneciana desvelada por El País, que tuvo como objetivo pactar una estrategia de lobby para imponer la tasa Google, no pinta bien para el futuro de internet. Como decía Adam Smith no hay reunión de empresarios del mismo gremio que no termine con una conspiración contra el público. Si la noticia de la reunión viene con la calificación de "secreta" en el titular y los reunidos son los "gigantes" que son, no es desproporcionado, como mínimo, alertar al personal.

Aunque al garante político de la Competencia en Bruselas, Joaquín Almunia, se le supone informado por su colega Neelie Kroes, confidente de los cinco venecianos, o por el excelente suplemento de Negocios del diario El País.

En Nación Red | En Google se hacen los "suecos" con el peaje que les quieren hacer pagar las telefónicas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos