Compartir
Publicidad
Publicidad

Sobre la aprobación de la Ley Sinde y aquella frase de Teddy Bautista que hoy se entiende mejor

Sobre la aprobación de la Ley Sinde y aquella frase de Teddy Bautista que hoy se entiende mejor
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Despedimos el año que con algunos comentarios, frases o reacciones que sobre la aprobación del reglamento de la Ley Sinde hemos visto en la red (o nos han llegado) en las últimas horas. Un 2011 en el que Sinde conseguía, aunque haya sido el última día y gracias a Rajoy, llevar definitivamente su proyecto político y personal al BOE (pdf). En Marzo de 2012 entrará en vigor…

Carlos Sánchez Almeida: No me ha producido sorpresa alguna la aprobación del reglamento. Lo esperaba, y en esa fecha. Hemos conseguido frenar la Ley Sinde durante más de un año frente a un gobierno en descomposición, pero su aplicación práctica solo era cuestión de tiempo. A partir de ahora, el escenario de combate se traslada a mercados y juzgados, con tácticas técnicas y jurídicas que se verán en su momento.

Javier Pedreira: (La) mención a daños que se causan o podrían causarse es preocupante, pues deja la puerta abierta a que se haga uso de ella en muchos más supuestos de los que menciona la vicepresidenta, lo que crea un ambiente de inseguridad jurídica que puede afectar a la libertad de expresión y la innovación en Internet en nuestro país.

Jesús Encinar: Nos pone al nivel de países como Cuba, Irán, Arabia Saudi o China a nivel de censurar la internet que pueden ver sus ciudadanos, decisiones que se tomarán desde un comité del gobierno. Es un ataque a nuestras libertades civiles con la excusa de la protección de la propiedad intelectual.

David Bravo: La Ley Sinde en pocas palabras. Ponen denuncias. Las pierden. Recurren ante los jueces. Pierden los recursos. Quitan a los jueces.

Daniel Rodríguez Herrera: El PP está favoreciendo a empresas de toda la vida, que no consiguen adaptarse a lo que quieren los consumidores, a costa de las compañías punteras que sí podrían hacerlo. Un hurra por el chiste ese del Ministerio de Competitividad

David Maeztu: El principal problema de la Ley Sinde es que no sirve a los fines declarados, ir contra las webs de enlaces, por lo que admite usos perversos que afectan a otros derechos como la libertad de expresión. Y por supuesto que nace con el objetivo de puentear las resoluciones judiciales que no han sido como la industria quería, no tanto por insuficiencia legal como por mala praxis por su parte, como han señalado varias sentencias.

Enrique Dans: Países como Suiza u Holanda, cuarto y décimo en la lista de países que mejor protegen la propiedad intelectual respectivamente, han decidido, tras sendos informes, no legislar contra las descargas, por entender que no perjudican a los creadores. En España, en cambio, preferimos favorecer a los lobbies de intermediarios de la propiedad intelectual, mantener su monopolio sobre un inexistente mercado, y convertir nuestro país en un sitio donde una comisión administrativa dependiente del gobierno puede cerrar páginas web, igual que en China o en Irán. Sin más supervisión judicial que la meramente decorativa, sin sanciones para quien denuncie falsamente, y con total indefensión para el demandado, que tiene que recurrir a la justicia ordinaria. Una vergüenza.

Josep Jover: Condena a España a ser un país en el que un funcionario pueda cercenar derechos fundamentales. Los derechos fundamentales en la red han perdido, pero la ciudadanía sigue militando por sus derechos. El Gobierno debería estar trabajando ya en una modificación de la Ley de Propiedad Intelectual que diera soluciones modernas a problemas modernos.

LA RAZÓN: El Gobierno de Rajoy ha tenido el acierto y el coraje que le faltaron a su antecesor y no ha querido esperar más tiempo para aprobar el reglamento que desarrolla la ley antipiratería. Al mismo tiempo, ha decidido sustituir el canon digital por copia privada, cuya formulación jurídica suscitaba controversia, por otro sistema de compensación. El ministro de Cultura, José Ignacio Wert, empieza con paso firme para proteger los derechos de propiedad intelectual frente al expolio y en defensa de los creadores. Eso sí, con todas las garantías jurídicas, pues quien debe temer la aplicación de la ley no es el ciudadano respetuoso con los derechos ajenos, sino los que se lucran indebidamente a costa de los demás.

Esteban González Pons (3 de diciembre de 2009): El hecho de que haya introducido de tapadillo y por la puerta de atrás una disposición en la Ley de Economía Sostenible que recorta la libertad de publicación en Internet, que reinventa la censura, que reinventa el secuestro de publicaciones…

Rajoy

Pero en 2011 también estalló la primavera de la indignación con el impulso de la red que los ¿políticos? como Wert y Sinde quieren convertir en otra televisión. También estalló, por cierto, el Caso SGAE. Lo hizo unos meses después de que Teddy Bautista recordarse emocionado que a Rajoy la SGAE le concedió la medalla de oro de la entidad por su fantástica labor como ministro de Cultura en la etapa de Aznar. Sí, una de las frases del año, que con la aprobación exprés de la Ley Sinde por Rajoy cobra todo su valor informativo:

Mariano Rajoy fue un ministro de Cultura fantástico, al que la SGAE le concedió la Medalla de Oro.

Más Información | Genbeta
En Nación Red | La Ley Sinde del PPSOE (y CiU) ya es una realidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos