Compartir
Publicidad
Publicidad

Zapatero y la basura de la TDT

Zapatero y la basura de la TDT
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
No sabéis lo que se puede hacer con el BOE. - José Luis Rodríguez Zapatero
El orden espontáneo que es la red requiere de una acción decidida para que “los de siempre” no se hagan también con el espectro abandonado por las viejas televisiones que han disfrutado de las concesiones gubernamentales en un mercado cerrado y de ínfima calidad, ofreciendo muy poco a la sociedad. Lo mismo sirve para los operadores. También nuestro gobierno tendría que rectificar. Apostar por la gente y no por los de siempre. Pronto se verá. - Nación Red (14/09/10)
El espacio electromagnético constituye una nueva dimensión del espacio urbano; algunos autores lo califican como el real estate más caro del planeta. La mayor parte del espectro electromagnético es de uso restringido, militar o comercial. Solo una pequeña parte que se suele denominar el espectro basura es de libre uso por parte de la ciudadanía (Dunne y Raby, 2001). En esta parte del espectro es donde se ubican las radios libres o la comunicación vía wifi, así como otros usos menores como los de los mandos de control remoto de la televisión. El nuevo espacio público deberá construirse también en este ámbito con redes wifi libres, de telefonía con voip y otros usos por conquistar, visibilizando a la vez los usos hegemónicos del espectro. - José Pérez de Lama

El Gobierno aprobó el viernes la licitación por concurso o subasta de todo el espectro radioeléctrico libre (y todavía sin licencia) para promover la banda ancha y telefonía móvil. Lo anunciaba Rubalcaba en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros: "Se pone a disposición de las compañías del sector todo el espectro disponible". El Ejecutivo se ha marcado como objetivo culminar la licitación antes del mes de agosto.

Los de Rubalcaba y Zapatero, cuando de atender las demandas de los 40 principales se trata, siempre cumplen con eficacia. Como decía el embajador de EE.UU: Rubalcaba es eficaz para conseguir cosas a nuestro favor. Banqueros, eléctricos, viejos editores y telefónicos pueden decir lo mismo.

El Gobierno, por tanto, subastará también entre las operadoras las frecuencias que han quedado libres por la implantación de la televisión digital terrestre (TDT). Esa telebasura de videntes, astrólogos, echadoras de cartas, teletiendas, repeticiones insufribles, películas de tercera, canales con candado y tertulias de taberna facha ("hay que ducharse para no convertirse en la Pajín"). Esa basura nos deja Sebastián. La otra basura, así la llaman para engañar, la del espectro sobrante de la TDT, la verdadera joya de la corona digital se la entregará a las operadoras.

Es el dividendo digital. El espectro de baja frecuencia en la banda 790-862 MHz que deja libre la TDT y que permite extender la banda ancha móvil a las áreas rurales y colarse en los edificios atravesando muros y paredes que ahora parecían inexpugnables para ofrecer velocidades nunca experimentadas por el ciudadano/usuario al que le pertenece el espectro. Un súper-Wi-Fi de alcance kilométrico cuyo potencial económico es incalculabe por lo que puede aportar de prosperidad a una nación.

Un bien común que se subasta entre juegos de cartas para impresionar al espectador. Ese Santo Inocente con cara de español que no entiende nada o no se entera de nada. Porque nada le cuentan o porque, como hacen todos los tiranos de la "democracia real", lo enredan.

Pues bien, el espectro mal llamado basura era una oportunidad histórica, algo reconocido por el Parlamento Europeo, para hacer realidad un internet asequible y de calidad para todos que revolucionaría la economía y permitiría taponar la brecha digital.

Pero el espectro mal llamado basura lo van a privatizar a la española y a toda prisa: sin debate y sin unas claras exigencias a los premiados. Ya le pusieron a escondidas un marco al decreto que no podía ser más que el de la LES del lobby global de los pasillos y gabinetes. ZP se lo debía a los digitales y telefónicos de los 40 principales y a los bancos y cajas que están detrás.

Se preguntaba Juan Varela en octubre de 2008, ¿Quién ganará el espectro digital?. Ya tenemos la respuesta. Un cambio de cromos. Ingeniería contable. Lo acordado. Un día antes de anunciar que se va. ZP cumple con la plutocracia nacional. Rubalcaba lo anuncia. Es su portavoz. Aquí paz y después gloria.

Pero en EE.UU tanto republicanos como demócratas quieren que estos espacios en blanco abandonados por las televisiones sean la materia prima con la que hacer la revolución Wi-Fi porque como ha dicho un congresista de EE.UU: "Los espacios en blanco son las páginas en blanco sobre las que vamos a escribir nuestro futuro".

El aprovechamiento de esta joya, la banda 790-862 MHz, servirá en muchos países para impulsar la telemedicina, la conexión premium y gratuita en (y entre) centros universitarios, las comunicaciones (sin coste o a un precio muy asequible) de ordenador a ordenador de un mismo propietario de línea o contrato, las aplicaciones relacionadas con el desarrollo de las ciudades inteligentes (transporte, información turística, medio-ambiente, seguridad…), la universalización del servicio y el salto espectacular del Wi-Fi estándar al súper Wi-Fi como recurso público abierto y sin licencia.

Se espera que este avance tecnológico –aclamado por los ejecutivos de Google y el presidente de la FCC por impulsar la innovación y un nuevo amanecer– cree un mercado valorado en billones de dólares.

¿Se ha producido este debate en el Parlamento español?. No parece, desde luego, que haya sido muy intenso. Ese debate por el que han clamado los más lúcidos de la red española y que ha pasado como un expediente más por el parlamento de las listas cerradas y las unanimidades, el que se mueve no sale en la lista, que evidencia que España es ya una partitocracia insolente y mediocre al servicio de los lobbies (antimercado) y sin nada que se parezca a la más mínima división de poderes. Por no hablar de la dimisión del cuarto poder. Todavía más clamorosa. De tal manera que la "generación red" se tenga que plantear, además de ejercer ya como "quinto poder", entrar en política.

Qué uso se le acaba dando al espectro sin licencia. Ese es (o era) el debate de la modernidad a la que España ni llega ni se le espera. Aquí la basura de la TDT se recicla para favorecer a empresas que atropellan los derechos esenciales de los consumidores todos los días y que ofrecen el peor servicio de Europa. El más caro.

Toda la responsabilidad es de la élite política, financiera y "empresarial" que ha dejado a España instalada en el vagón de cola de Europa y en vía muerta, mientras ellos se enriquecían que daba gusto verlos. En Islandia los quieren ver pero enjaulados. Democracia fuerte la de los ciudadanos vikingos. Cuestión de carácter.

La Banda de frecuencias de 800 MHz con Z de ZP. Era la banda más codiciada. Ya está en subasta. El BOE pone precio de salida. 170 millones de euros por cada una de las seis concesiones o bloques que van a poder explotar los operadores. La privatización de un bien común, una joya de todos, a precio de saldo y sin unas condiciones claras de explotación que reviertan en la ciudadanía y la prosperidad general.

El jefe de Gobierno peor valorado de la democracia se va haciendo amigos. Cuatro y el de la guitarra.

Foto | Fabio Larocca

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos