Publicidad

Los artículos 11 y 13 de la UE ya tienen forma final: sólo el Parlamento y el Consejo pueden frenar que Internet cambie

Los artículos 11 y 13 de la UE ya tienen forma final: sólo el Parlamento y el Consejo pueden frenar que Internet cambie
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El trílogo de la Unión Europea, formado por el Parlamente Europeo, el Consejo Europeo y la Comisión Europea alcanzó en el día de ayer un acuerdo para sacar adelante la directiva sobre la reforma de la ley de Copyright, de cuya aplicación ya hemos mencionado en múltiples ocasiones que puede modificar Internet tal y como lo hemos conocido hasta ahora.

Los opositores a la medida ganaron ciertas esperanzas de que no pudiera llegar aplicarse hace unas semanas, cuando el Consejo rechazó la propuesta gracias a la oposición de nuevos países. Sin embargo, tras unas modificaciones pactadas por Alemania y Francia que a priori pueden haber incluso empeorado la situación para los ciudadanos, los creadores de contenido y los medios, parece que es cuestión de tiempo que su aprobación se haga efectiva.

El halo de luz que se abrió con el rechazo temporal a la medida finalmente sólo ha servido para ganar tiempo en la modificación de los artículos. Pese a que no hay mucho tiempo para lo votación en el Parlamento Europeo, que se divolverá de cara a las elecciones europeas de mayo, finalmente sí va a poder llevarse a cabo.

El artículo 13 no solo afectará a grandes empresas de Internet, una situación incluso más dura para Internet

Articulo 13

El acuerdo francoalemán ha supuesto un empeoramiento de la situación para los opositores a la directiva de Copyright, pues si antes solo las grandes compañías tendría que aplicar los polémicos filtros de subida a los que se oponen los creadores de contenido y plataformas como YouTube, ahora todas las plataformas tendrán que aplicarlas, excepto aquellas que cumplan a la vez estas condiciones:

  • Tener menos de 5 millones de usuarios únicos mensuales
  • Facturar menos de 10 millones de euros anualmente
  • Haber operado desde hace menos de tres años

Como vemos, es posible cumplir alguna de las tres, pero resultará extremadamente complicado hacerlo con todas las condiciones a todas las empresas con ánimo de lucro. Así, plataformas menores tendrán que pasar por los mismos trámites que otras como YouTube a la hora de lidiar con los contenidos.

Todo lo que hacía a este artículo tras restrictivo y negativo para el día a día de millones de creadores y usuarios, por otra parte, sigue igual. Los propietarios de sitios y aplicaciones comerciales deberán hacer todo lo posible para adquirir las licencias de todos los contenidos que potencialmente pueden ser alojados en sus plataformas.

Hablamos de grandes cantidades de dinero que probablemente incluso ni Google puede permitirse si quiere que YouTube continúe siendo rentable. La compañía ya contaba con Content ID, pero el filtro que quiere aplicar la Unión Europea con la directiva va mucho más allá. Es por ello que consideran la medida "irrealista", y han advertido que "los residentes de la UE corren el riesgo de ser aislados de los vídeos".

Artículo 11: el impuesto del enlace no sufre cambios, pero la pesadilla para los medios continúa

Con el artículo 11, el Canon AEDE español que llevó al cierre de Google News se aplicaría de forma muy parecida en Europa, hecho ante el que Google ya ha alertado, tanto por el posible cierre del apartado de noticias del buscador como por los cambios que habría que hacer a los resultados de búsqueda.

Recoger titulares que sobrepasen lo que la UE considera "extractos o fragmentos muy cortos" requerirá contar con autorización explícita, y lo mismo ocurrirá con imágenes. Es por ello que Google ha mostrado hace poco cómo quedaría su web si, sin cambiar nada por su parte, tuvieran que mostrar los resultados como hasta ahora: el efecto es desolador.

Google Articulo 11

Por otra parte, la compañía de Mountain View ha concluido, tras hacer experimentos para acercarse a lo que tendría que aplicar si el artículo 11 entra en vigor, que los medios cuyos artículos aparecen en Google perderían hasta un 45% de su tráfico. Algo realmente dramático tras los cambios realizados en Facebook para las publicaciones.

El momento crucial de Internet en Europa se acerca

Ue

Las esperanzas de que no se alcanzara un acuerdo, de forma previa a las votaciones, han quedado totalmente rotas. El texto final de la directiva ya está listo para ser sometido a votación en el Parlamento Europeo y en el Consejo Europeo.

En el Consejo, una unión de países que represente el 35% de la población de la Unión Europea puede frenar la reforma de la ley de Copyright. Sin embargo, la última vez que eso pasó hace unas semanas, y ya se habían sumado muchos países respecto a los que inicialmente se oponían, sólo se alcanzó el 27% de la población. Sumando la población española o alemana sí se alcanzaría la cifra mínima.

Tanto el Parlamento como el Consejo Europeo aún pueden frenar la directiva, pero cada vez es menos probable

El momento clave del voto del Parlamento, que como hemos dicho finalmente puede darse antes de la disolución de la cámara, es probable que ocurra entre el 25 y el 28 de marzo, el 4 de abril o entre el 15 y 18 de ese mismo mes. La última fecha sería muy ajustada, a sólo un mes de las elecciones. El pasado julio votó en contra y el texto tuvo que dicurrir por una vía menos lenta, por lo que hay cierta esperanza en que un rechazo en la cámara frene la aplicación de los artículos.

En el Parlamento aún cabe acabar con la directiva o hacer cambios sobre ella y sus artículos. En esos casos, sería el Consejo quien tendría que decidir si aceptar o posponer el proyecto hasta después de las elecciones.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir