La crisis de suscriptores atiza a Netflix y ya se encuentra reduciendo costes, según WSJ: despidos, contratos de prácticas y más

La crisis de suscriptores atiza a Netflix y ya se encuentra reduciendo costes, según WSJ: despidos, contratos de prácticas y más
7 Comentarios

Desde hace un tiempo Netflix va en caída libre viendo como la competencia se hace cada vez más potente. Hubo un tiempo en el que era la plataforma reina del streaming. Sin embargo, su constante pérdida de suscriptores y últimas decisiones polémicas la han llevado a una difícil situación.

Durante el primer trimestre de 2022 vimos como el gigante del streaming perdía suscriptores por primera vez en una década. Al siguiente, se despidió de casi un millón de suscriptores, siendo además adelantada por Disney+ en cuanto a número de usuarios adheridos al servicio. La compañía tiene problemas, y mientras traza un plan para ello, por el momento se encuentra reduciendo costes, según ha podido asegurar The Wall Street Journal.

El plan para reducir costes comienza despidiendo a empleados

¿Y cuál es el primer objetivo cuando una compañía pasa por un mal momento? Efectivamente, los empleados. Y es que como parte de su estrategia de ahorro, Netflix realizó la primera tanda de despidos de 2022, reduciendo además los beneficios para la plantilla. La situación se ha vuelto de tal manera que, ahora los trabajadores tienen un límite de 300 dólares en tazas de café, sudaderas, y otros elementos. También parecen haber limitado las licencias de software de pago a nivel interno.

Según ha podido asegurar WSJ, la compañía parece estar pasando por una etapa de reclutamiento 'junior'. Si bien antaño se decantaba por personal experimentado para entrar en sus filas, ahora han decidido dar algo más de prioridad al talento joven por medio de contratos de prácticas y profesionales recién graduados, un cambio aplicado a su sector ingenieril que permitirá a la compañía ahorrar en salarios "mientras vuelve a crecer".

Dentro de su plan para reducir costes también se encuentra el cierre de algunas de sus oficinas. La primera de ellas, según ha dejado entrever The Wall Street Journal parece que serán las instalaciones de Salt Lake City. Los trabajadores de esta oficina pasarán a continuar con su tarea en remoto y desde casa.

Gestionar de forma más moderada la inversión en contenido y optimizar la infraestructura de sus servicios en la nube podrían afectar la calidad del servicio.

El contenido en Netflix será también una de las áreas que la compañía planea controlar. Si bien Netflix siempre se ha caracterizado por invertir grandes cantidades de dinero para ofrecer contenido original en el menor tiempo posible, ahora la compañía quiere gestionar esta parte de su negocio de manera más moderada. Todavía no hay detalles sobre presupuestos, pero puede que próximamente veamos reflejada esta actitud en el ritmo de contenido en la plataforma.

Otra de las secciones en las que Netflix planea reducir costes es en los servicios en la nube de su plataforma. Actualmente, la compañía depende de Amazon Web Services (AWS) como su proveedor de este tipo de servicios. Aquí es donde almacena todo el contenido disponible para los usuarios. La idea de Netflix para ahorrar gastos en esta área pasa por limitar la cantidad de copias de datos y optimizando la infraestructura disponible. Lo que aún queda en el aire es si esta decisión afectará la calidad del servicio.

Si bien las suscripciones son gran parte de los ingresos que genera la compañía, la publicidad será también una de las grandes áreas donde comenzará a generar ingresos, sobre todo con su nuevo plan con anuncios impulsado por la tecnología publicitaria de Microsoft. Además, el plan de la compañía para cobrar un plus por cada casa ajena en la que se comparta la cuenta de Netflix también sería una buena inyección de dinero para la compañía. Solo queda saber cómo se verán reflejados todos estos cambios para los usuarios.

Temas
Inicio
Inicio