Compartir
Publicidad
Publicidad

Los usuarios de EE.UU. ya no pueden evitar que sus ISPs vendan su historial a empresas de publicidad

Los usuarios de EE.UU. ya no pueden evitar que sus ISPs vendan su historial a empresas de publicidad
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las primeras medidas de la mayoría republicana y la nueva FCC ya están en marcha, y están generando mucha polémica. Nadie puede decir que no venían avisando. El pasado mes de febrero se empezaban a tomar las primeras medidas contra la neutralidad de la red, y ayer en el Senado estadounidense se empezaba a acabar con la privacidad del usuario.

De acuerdo con los resultados de la votación conducida ayer sobre una propuesta para revocar las regulaciones de la FCC sobre la privacidad (50 votos a favor y 48 en contra), ahora los usuarios ya no tendrán que autorizar a los ISPs a la hora de vender o compartir datos de navegación web y otra información privada con empresas de publicidad y otras compañías, según se recoge en Ars Technica.

Parece que el actual gobierno republicano sigue decidido a eliminar cualquier rastro de la Administración Obama. En esta ocasión y, según el medio, han usado su poder bajo la Ley de Revisión del Congreso para asegurar que la reglamentación de la FCC "no tendrá fuerza ni efecto" y para evitar que la FCC emita regulaciones similares en el futuro.

El voto que aún no se ha emitido es el de la Casa Blanca, que es obligatorio antes de que cualquier ley se apruebe o se desestime. Trump podría imponer un veto que preservase las reglas sobre la privacidad, pero lo más seguro es que apruebe la línea de su partido y vote totalmente a favor de la propuesta.

Las reacciones no se han hecho esperar

lock

Los demócratas y las asociaciones de consumidores están que hechan humo. Ed Markey, senador por Massachusetts, ha sido de los que más abiertamente han hablado sobre esta revocación de las regulaciones de la FCC:

Las acciones del senado permitirán a Comcast, Verizon, Charter, AT&T y otros proveedores de banda ancha quitarles el control a los usuarios y recolectar y vender su información sensible sin miramientos y sin el consentimiento de las familias.

Según Markey, con esta nueva regulación se podría acceder a información como detalles financieros o de salud, así como información sobre los niños. Los ISPs podrían con estas medidas "dibujar un mapa" de los hábitos de una familia y vendérselo a cualquiera que pueda sacarle provecho.

El senador por Florida, Bill Nelson, también se ha mostrado muy crítico con esta decisión:

Esto es una mina de oro de datos, el Santo Grial, por así decir. No sorprende que los proveedores de banda ancha quieran poder vender esta información al mejor postor sin que los consumidores lo sepan o lo consientan. Y quieren recolectar y usar esta información sin ofrecer transparencia ni que se les demanden resposabilidades.

Por lo demás, los lobbies de la comunicación y de la publicidad ya habían metido prisa para que las regulaciones de la FCC se revocasen. A través de la NCTA, algo así como una asociación de Internet y televisión, los lobbies dijeron lo siguiente:

Apreciamos la acción de hoy del Senado para repeler las injustificadas reglas de la FCC que niegan a los consumidores una protección de su privacidad consistente y violan la neutralidad competitiva.

Lo dijimos en un artículo anterior: 2017 va a ser movidito, aunque entonces nos referíamos a seguridad informática. Hoy comprobamos que esa misma inestabilidad se va a extender a otros ámbitos, y que puede llegar una era muy oscura bajo el gobierno de Trump.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos