Meta desafía a la Unión Europea: dice que si no le dejan transferir datos como antes, Facebook e Instagram pueden salir de nuestras vidas

Meta desafía a la Unión Europea: dice que si no le dejan transferir datos como antes, Facebook e Instagram pueden salir de nuestras vidas
44 Comentarios

Meta ha amenazado a la Unión Europea: en un documento presentado ante la Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos, la empresa de redes sociales creada por Mark Zuckerberg advierte que si no se llega a un acuerdo con las autoridades de Bruselas para compartir la información de los ciudadanos europeos con sus sistemas en Estados Unidos, "podría verse comprometido el futuro de Facebook e Instagram en Europa".

La principal queja del imperio Facebook es la sentencia Schrems II (también conocida como la anulación del Privacy Shield) del año 2020, que limita el intercambio de datos entre Europa y el país norteamericano.

Esta decisión judicial anuló el "Escudo de la privacidad" de 2016 después de que el TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea) considerase que Estados Unidos no garantiza un nivel de protección adecuado a nuestros datos. Antes, los gigantes tecnológicos podían guardar nuestros datos en servidores de Estados Unidos fácilmente.

Dicen desde Meta ahora que “si no se adopta un nuevo marco de transferencia transatlántica de datos y no podemos seguir recurriendo a los CCE o a otros medios alternativos de transferencia de datos de Europa a Estados Unidos, es probable que no podamos ofrecer varios de nuestros productos y servicios más importantes, como Facebook e Instagram, en Europa, lo que afectaría de forma negativa a nuestro negocio, situación financiera y resultados de las operaciones”.

Un vistazo a…
MEGA GUÍA MEJORA la SEGURIDAD y PRIVACIDAD de FACEBOOK

Unas limitaciones que llevan a Meta a perder dinero

En otra parte del documento hecho público, dice la empresa de Zuckerberg que “si no podemos transferir datos entre los países y regiones en los que operamos o si se nos restringe la posibilidad de compartir los datos entre nuestros productos y servicios, esto podría afectar a nuestra capacidad para prestar nuestros servicios, a la forma en que los prestamos o a nuestra capacidad para orientar los anuncios, lo que podría afectar negativamente a nuestros resultados financieros”.

Este órdago es, a su vez, poco probable que vaya a darse. Europa es uno de los principales mercados de este gigante tecnológico. Quedarse sin sus cientos de millones de usuarios en la región sería un enorme varapalo financiero que dudosamente la empresa quiera asumir. ´ Más ahora que, por primera vez en toda su historia, Facebook ha perdido usuarios diarios.

Declaraciones desde Meta

El departamento de prensa de la compañía nos ha dicho que "o tenemos ningún deseo ni planes de retirarnos de Europa, pero la simple realidad es que Meta, y muchas otras empresas, organizaciones y servicios, dependen de las transferencias de datos entre la UE y Estados Unidos para operar servicios globales. Al igual que otras empresas, hemos seguido las normas europeas y nos basamos en las cláusulas contractuales tipo, así como en las salvaguardias de datos apropiadas, para operar un servicio global".

Con esto, dicen desde Meta que "fundamentalmente, las empresas necesitan normas claras y globales para proteger los flujos de datos transatlánticos a largo plazo, y al igual que otras más de 70 empresas de una amplia gama de sectores, estamos siguiendo de cerca el posible impacto en nuestras operaciones europeas a medida que avanzan estos acontecimientos", según un portavoz de la empresa.

Una historia de tiras y aflojas entre Meta y la UE

protección d datos

La normativa de la Unión Europea pone trabas a los planes de Meta que quiere tener la oportunidad de poder usar nuestros datos de una manera más libre. De hecho, este rifirrafe se ha traducido en multas a la empresa creada por Zuckerberg. Por ejemplo, la segunda multa más cara por temas de protección de datos el pasado año en la región fue para WhatsApp, el servicio de mensajería instantánea del imperio Meta.

La Comisión de Protección de Datos de Irlanda, país donde está registrada esta compañía, anunció una multa de 225 millones de euros, tras explicar que esta decisión es consecuencia de una investigación sobre si WhatsApp cumple correctamente con el Reglamento General de la Protección de Datos, que arrancó en diciembre de 2018.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio